Cómo Nubank se convirtió en el banco más valioso de América Latina sin dar ganancias

Fecha:

Compartir

Las acciones de la empresa de tecnología financiera alcanzaron los 10,5 dólares esta semana, lo que elevó su valor en el mercado a 50.000 millones. Las claves.

Los fundadores de Nubank, un nuevo banco digital en Brasil, identificaron una necesidad que se transformó en miles de millones de dólares en el mercado de valores.

La compañía, que buscaba abaratar los costos de servicios bancarios en el gigante sudamericano, se convirtió el pasado jueves en la entidad financiera más valiosa de América Latina tras su debut en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Con acciones valoradas en 9 dólares, la empresa de tecnología financiera alcanzó un valor en el mercado de 41.500 millones y, al cierre de los mercados el jueves, sus acciones alcanzaban los 10,5 dólares, lo que elevó su valor en el mercado hasta 50.000 millones.

En una carta publicada el miércoles, David Vélez, un colombiano que integra el grupo de fundadores de Nubank, recordó el suceso que lo motivó a emprender el negocio en Brasil.

En 2012, cuando llegó a San Pablo, tardó cuatro meses en abrir una cuenta corriente en un banco nacional. “Cuando finalmente abrí mi cuenta, descubrí que tenía que pagar cientos de reales al año en comisiones”,  rememora.

Un año después fundó Nubank bajo la premisa de que muchos brasileños pagaban demasiado dinero por servicios de banca deficientes.

La brasileña Cristina Junqueira y el estadounidense Edward Wible también participaron como socios en la creación de la compañía.

En 2014, el banco lanzó una tarjeta de crédito anual, su primer producto. El registro, pionero, era a través de una aplicación de celular. Con la imagen de un documento y una “selfie” del futuro cliente se aprobada tras el correspondiente análisis crediticio.

Al año siguiente llegó la cuenta corriente, con transferencias electrónicas gratis, y el programa de fidelización, la cuenta corporativa, los productos de seguros y el debut en países como México y Colombia.

Con una agresiva estrategia de crecimiento, Nubank tiene una base de clientes que asciende a 48 millones de personas, lo que lo convierte en el banco digital “nativo” más grande del mundo.

En Estados Unidos, por ejemplo, la entidad que más se le acerca en tamaño sería Chime, que cerrará 2021 con 20 millones de clientes, según la firma de investigación eMarketer.

Sin embargo, en más de una década la empresa brasileña no ha logrado generar ganancias. Entonces, ¿qué explica su enorme valor en el mercado?

Apuesta al éxito. El valor de mercado de una empresa es la multiplicación de dos factores: el volumen de acciones en circulación y el precio de cada una de ellas.

En el caso de Nubank, el precio de sus acciones es clave para entender cómo llegó a ser una empresa tan valorada. Los papeles de la entidad brasileña rondaban los 9 dólares, un valor considerado alto por algunos analistas en el país.

El precio inicial previsto era aún más alto, en el rango entre 10 y 11 dólares, pero la empresa lo redujo a 8 y 9 antes del lanzamiento en Nueva York.

Pese al precio, los inversionistas han mostrado tener un enorme apetito por adquirir estas acciones dada la expectativa de rentabilidad futura de la empresa. En suma: apuestan a su éxito.

“El mercado está poniendo precio a otra cosa”, opina João Bragança, director de servicios financieros de la consultora Roland Berger.

En su opinión, a pesar de estar en el sector bancario, Nubank tiene un modelo de negocio que lo acerca más a las empresas de tecnología que a los bancos.

Su enfoque está dirigido a “comprender las necesidades de los usuarios y diseñar productos específicos para satisfacer esas necesidades”; el de los bancos tradicionales, en términos generales, se centra en la distribución de productos financieros.

“Lo que ellos saben hacer es llamar veinte veces para ofrecer tarjetas de crédito, seguros. Presionar por productos que, en general, son malos, que no se ajustan a las necesidades del cliente y que ofrecen una mala experiencia para el usuario. Es una relación que genera fricción”, comparó Bragança con la banca tradicional.

“Cuando dejo de presionar por productos a los clientes y empiezo a mirar las necesidades específicas de cada grupo, la fricción deja de existir”, agregó el analista, que, como Phil Soares, un colega de la firma de inversión Órama, destacó que los productos lanzados por Nubank han sido bien recibidos por sus clientes en los últimos años.

¿Por qué no genera ganancias? Atender las necesidades de sus clientes es, precisamente, lo que impide que Nubank genere ganancias en la actualidad porque su modelo de negocio se enfoca en ganar participación en el mercado, invirtiendo para incrementar la base que compra sus productos.

Por esta razón, año tras año tiene pérdidas y recién  en octubre de este año anunció su primer período de ganancias, que ascienden a unos 135 millones de dólares durante la primera parte del 2021. No obstante, hay garantías de que estos números positivos continúen.

La idea de priorizar el crecimiento sobre las ganancias es común entre las nuevas empresas de tecnología. Buscan “quemar la caja” para consolidarse en el mercado y hacer que la marca sea recordada por los clientes.

Esta estrategia es parecida a la utilizada por Amazon, empresa que tardó seis años en producir dividendos y se mantuvo durante otros 14 con ingresos modestos.

En el caso de Nubank, el agresivo crecimiento de los últimos años ha sido apoyado en gran medida por fondos de inversión. En unas diez rondas de inversión, la empresa recaudó 1.700 millones de dólares que se utilizaron para financiar su expansión. Una de las mayores contribuciones, de unos 500 millones, provino de Berkshire Hathaway, el fondo del inversionista  Warren Buffett.

En menos de una década, el banco conquistó espacio en un mercado que hasta entonces estaba muy concentrado. Hasta 2018, según un informe de la empresa de análisis de inversiones Suno, el 75% de las operaciones crediticias en Brasil estaba en manos de un pequeño grupo, los “cinco grandes”: Bradesco, Itaú, Caixa, Banco do Brasil y Santander.

“Este oligopolio está perdiendo cuota de mercado en los últimos tres años gracias al crecimiento de la banca digital. Y el principal protagonista de este cambio fue y sigue siendo Nubank”, afirman los analistas João Daronco, Lincon Broedel y Tiago Reis en el extenso informe en el que evaluaron las posibilidades de la empresa.

Después del exitoso debut en Bolsa, el desafío ahora es demostrar que la empresa puede cumplir lo que promete.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Xi Jinping: La energía es la “piedra angular” de la cooperación entre China y Rusia

Las palabras del presidente chino fueron citadas por el viceprimer ministro, Han Zheng.

“The Economist”: crisis energética por Ucrania amenazará la posición global de Europa

Por el alza del precio de los combustibles el Viejo Continente enfrenta para el invierno entrante la amenaza de una inflación sin precedentes.

Politico: La UE, “furiosa” con EEUU por el beneficio que saca de la guerra en Ucrania

Las desavenencias económicas llevan a muchos dirigentes políticos y diplomáticos europeos a plantearse la pregunta de si su socio transatlántico es todavía un aliado.

Elon Musk amenaza con crear un “teléfono alternativo” si Google y Apple vetan a Twitter

Yoel Roth, extitular del área de Confianza y Seguridad de Twitter advitió que las nuevas directrices de contenido podrían contravenir los estatutos de las tecnológicas.