Exportaciones tuvieron su mejor octubre desde 2012 y superávit fue de U$S 1.601 millones

Fecha:

Compartir

Tanto las ventas como las compras al exterior se desaceleraron respecto de los meses previos pero siguieron en niveles elevados comparadas con los últimos octubres.

En el décimo mes del año, Argentina registró un superávit comercial de 1.601 millones de dólares, según lo informado por el INDEC este martes, con unas exportaciones que anotaron su mejor octubre desde 2012 y las importaciones más altas para este período desde 2017.

De acuerdo con los datos oficiales del ente que dirige Marco Lavagna, en octubre el país vendió al exterior por un total de U$S 6.848 millones, un 46,5% (+u$s2.174 millones) más que en el mismo mes de 2020.

El incremento anual fue traccionado en primer lugar por un crecimiento del 73,7% (+ 778 millones) en las exportaciones de productos primarios, principalmente de cereales.

También fue significativo el aporte de los envíos de manufacturas de origen industrial, que treparon un 56,8% (+ 703 millones), impulsados por la performance de productos químicos, material de transporte terrestre y metales comunes y sus manufacturas.

En cuanto a las importaciones, el aumento respecto de octubre del año pasado fue del 31% (1.243 millones) para ubicarse en los 5.247 millones de la divisa estadounidense.

El salto del 33,5% (+ 559 millones) en las compras de bienes intermedios fue el principal factor explicativo del repunte en las importaciones. “Se distinguieron particularmente los suministros industriales elaborados no especificados en otras partidas, que reflejaron el mayor incremento de todos los rubros”, detallaron desde el INDEC en su informe.

El organismo de estadísticas públicas puso énfasis también en el notable incremento de los costos de transporte internacional. En efecto, el valor del flete casi que se duplicó en el último año, a la vez que arrojó un alza del 51,8% contra octubre de 2019, cuando todavía no había pandemia. En particular, la tasa que más aumentó estuvo asociada con los productos chinos.

En cuanto a los socios comerciales, Brasil se mantuvo a la cabeza como el principal destino de las exportaciones argentinas y el segundo proveedor de importaciones, detrás de China.

En términos anuales, las ventas al país vecino crecieron 50,1%, contra una suba de las compras de apenas 13,1%, lo cual se tradujo en un saldo comercial superavitario de 115 millones de dólares, completando el podio China y Estados Unidos.

Entre los principales destinos de las exportaciones también se destacaron, al igual que en meses previos, India, Chile, Vietnam y Países Bajos. En  paralelo, las importaciones desde Paraguay y Alemania volvieron a resaltar entre los primeros puestos.

Tanto las exportaciones como las importaciones se desaceleraron a mínimos desde junio. Sin embargo, las ventas externas siguen en récord de casi una década, a la vez que las compras se ubican en máximos desde 2017, cuando el gobierno de Mauricio Macri tenía muy pocas barreras arancelarias.

Con estos números, en el acumulado de 2021 Argentina exhibe un superávit comercial de 13.940 millones de dólares, el más elevado desde 2009.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

“Dólar soja II”: el BCRA compró otros US$122 millones para sus reservas

Los agroexportadores liquidaron 198,6 millones de dólares este martes y en dos días suman US$491 millones en ventas.

Acuerdo con el FMI: misión argentina viajó a Washington para cerrar la tercera revisión

El visto bueno del organismo crediticio multilateral habilitará un nuevo desembolso, esta vez de US$ 5.800 millones antes de fin de año.

Los combustibles se suman al programa “Precios Justos”

Lo anunció el ministro de Economía, Sergio Massa, luego de definir junto a representantes de las petroleras los términos del acuerdo, que contempla un aumento limitado en los combustibles líquidos.

Calificadora Moody’s advierte que podría haber reestructuraciones de deudas provinciales

"Los desequilibrios macroeconómicos pesarán sobre el crecimiento de Argentina durante 2023 en medio de un alto déficit fiscal, aceleración de la inflación, una moneda debilitada y tensiones políticas antes de las elecciones presidenciales". consideró.