El insólito hotel que queda en dos países

Fecha:

Compartir

Dormir con la cabeza en un territorio y los pies en otro, una experiencia única.

Ciudades hermanas en las fronteras de países hay muchas en todo el mundo. El límite político y geográfico no impide la creación de una vida integrada a un lado y otro. Eso no es ninguna novedad. Pero entre Suiza y Francia hay un caso extremo: el hotel Arbez, cuya mitad de su propiedad está en terreno galo y la otra en suelo helvético, lo que permite a los turistas, incluso, tomarse un buen chardonnay del lado francés de la cama mientras en la otra parte del colchón nos espera un chocolate para finalizar la velada.

La historia de este insólito hotel se remonta a 1862, cuando luego de décadas de disputas se trazó el límite entre ambas naciones. El pueblo de La Cure, con sus aproximadamente 500 habitantes que se mantienen hasta hoy, quedó dividido en dos al estar emplazado justo por donde pasaba la flamante frontera. Entonces, el acuerdo estipuló que cualquier estructura que fuese afectada por la nueva disposición debía quedar “intacta”.

Rápido para los negocios, Monsieur Ponthus decidió aprovechar el vacío legal hasta que rigiera la nueva norma y construyó su casa por donde iba a pasar la línea fronteriza. Así, pudo realizar negocios fronterizos con mayor tranquilidad y celeridad entre su bar del lado francés y su almacén del lado suizo, que existió hasta 1921.

En ese año, Jules-Joseph Arbez compró la propiedad y lo transformó en lo que llamó “Le Franco-Suisse”, el mismo hotel que funciona en 2021.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la planta alta, que pertenece a Suiza -neutral durante el conflicto bélico- sirvió de refugio contra los nazis que habían invadido territorio galo.

Hay dos habitaciones que permiten dormir con los pies en Francia y la cabeza en Suiza. Y otra en la que se descansa en una cama en terreno suizo pero con el baño en tierras con capital en París.

El salón comedor ofrece esta ambigüedad: especialidades típicas de cada cultura según el sector en el que los turistas se sienten a degustar estas delicias.

Una noche en el Hotel Arbiz cuesta entre 89 y 129 euros. El precio de vivir en dos países al mismo tiempo. 

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Hay ocho argentinos entre los mejores restaurantes latinoamericanos

La parrilla Don Julio quedó segunda, solamente superada por el Central de Lima, Perú.

Vietnam propone aumentar la conectividad aérea directa y el comercio bilateral

El gobernador entrerríano, Gustavo Bordet, se reunió con el primer ministro Pham Minh Chinh, quien propuso profundizar el vínculo con las provincias de la Región Centro.

Tres destinos bonaerenses para disfrutar de un día de campo

Se aproxima el feriado de noviembre y Puebleando.arg recomienda visitar tres pueblos de la provincia de Buenos Aires a menos de 200 kilómetros de CABA que son ideales para relajarse.

El Big Ben vuelve a dar el “gong”

Londres se llenará de residentes y turistas que celebraran la nueva puesta en marcha del reloj más famoso del mundo.