Chile: Diputado habló 15 horas para que otros legisladores pudieran votar la acusación constitucional contra Piñera

Fecha:

Compartir

La moción para destituir al Presidente fue impulsada por la venta en 2010 de la minera Dominga por 152 millones de dólares en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes.

Un diputado opositor mantuvo durante casi quince horas una intervención en la Cámara baja de Chile por la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera con el fin de que pudieran participar unos colegas que estaban aislados por un contacto estrecho de coronavirus.

La situación se vivió este lunes en Valparaíso, la sede del Legislativo, por la presentación de un grupo de parlamentarios opositores a raíz de las revelaciones de la implicación del mandatario en los “Pandora Papers”.

La moción para destituir al Presidente fue impulsada luego de que trascendiera la venta de la empresa minera Dominga, en 2010, por 152 millones de dólares en una transacción concretada en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas a través de una empresa de los hijos de Piñera.

El diputado Jaime Naranjo, del Partido Socialista (PS) y encargado de presentar la acusación, intervino durante casi 15 horas gracias a la lectura completa del libelo acusatorio.

Naranjo empezó su discurso el lunes a las 10.24 (hora local) y lo finalizó este martes a la 1.24, y durante ese lapso los legisladores tomaron dos recesos de 15 y 20 minutos.

Antes de comenzar su discurso, el diputado advirtió que leería por entero un escrito de 1.300 páginas que le permitieron hablar durante 13 horas con la idea de ganar tiempo para que la sesión se extendiera hasta este martes, cuando pudieron integrarse diputados que cumplían un aislamiento preventivo por haber estado en contacto estrecho con infectados de coronavirus.

La oposición necesitaba 78 votos de un total de 155 para que la Cámara baja aprobara el juicio político, lo que finalmente ocurrió tras el “megadiscurso”, pero es difícil que el Senado la avale porque la oposición no tiene los dos tercios necesarios.

“Hemos diseñado una estrategia que nos va a garantizar que vamos a obtener los votos para ganar la acusación”, reconoció Naranjo antes de que la moción fuese llevada a discusión plenaria.

Entretanto, los diputados Sebastián Torrealba y Catalina Del Real, del partido derechista Renovación Nacional, anunciaron que llevarán a Naranjo a la Comisión de Ética de la Cámara al considerar como “un show” y una “vergüenza nacional” la estrategia adoptada por el parlamentario socialista.

Piñera enfrenta esta segunda acusación constitucional por la transacción comercial mencionada, celebrada nueve meses después de llegar al poder por primera vez y nunca revelada.

En su defensa, el mandatario sostiene que se desvinculó de esos activos a través de fideicomisos ciegos en 2009, y que ya fue investigado por lo revelado ahora y fue sobreseído en 2017.

Además de este trámite, el jefe de Estado enfrenta una investigación del ministerio Público por “posibles delitos tributarios y de cohecho” en la venta del megaproyecto minero.

Tras la votación, en caso de que la oposición confirme las 77 bancas que dice garantizar más la de uno de los aislados, el asunto pasaría al Senado.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Brasil: Tribunal Electoral rechaza pedido de Bolsonaro de anular votos de Lula

El presidente del TSE, Alexandre de Moraes, aplicó una sanción económica de 4,3 millones de dólares a la coalición del presidente por litigar "de mala fe".

Brasil: Reapareció Bolsonaro pidiendo al Tribunal Electoral que anule votos de Lula por “mal funcionamiento” de las urnas

El mandatario brasileño y el Partido Liberal interpusieron quejas por supuestos problemas en 279.336 urnas electrónicas en la jornada de la segunda vuelta.

EEUU: Joe Biden es el primer presidente octogenario de la historia de su país

A pesar de que vivió algunos momentos de confusión en los últimos meses, asegura que analiza buscar la reelección en 2024.

Yo, el peor de todos, estoy de vuelta

Decenas de libros escritos durante y después de su salida del poder lo retratan como perezoso, ignorante, centrado en sí mismo, desconfiado, arrogante y, sobre todo, corrupto.