A pedido de Alberto F., el Papa mandó a corregir un comunicado del Vaticano sobre el aborto

Fecha:

La diferencia es que el Presidente no habló sobre el terma con Francisco sino con su secretario de Estado, pero se mantuvo firme en su intención de enviar una ley de despenalización al Congreso.

Apenas unas horas después de que se celebrara la audiencia entre el papa Francisco y el presidente argentino, Alberto Fernández, una versión oficial asegura que el mandatario le envió un mail al Pontífice en el que le pedía explicaciones por un comunicado oficial del Vaticano en el que se afirmaba que en su audiencia habían hablado del tema del aborto en el país.

“¿Cómo es esto?”, dicen las fuentes del gobierno argentino que comenzaba el mail, en el que Alberto F. le pedía explicaciones con el adjunto del comunicado del Vaticano que informaba que durante su visita al Palacio Pontificio se había hablado sobre el aborto.

Fernández acababa de negarlo de forma expresa en la conferencia de prensa que dio en la embajada argentina, después de la audiencia en la Santa Sede.

-No hablamos de eso, remarcó el Presidente en el email.

– Ya lo mando a corregir, respondió pocos minutos después el Papa, según relataron en la delegación argentina.

Fue un momento de tensión después de un encuentro cálido y productivo, de acuerdo con la evaluación coincidente de la Casa Rosada y del Vaticano.

El encuentro entre Francisco y Fernández había quedado atravesado por un malentendido. Según el comunicado, el presidente argentino había querido ocultar uno de los tramos más sensibles del diálogo con Francisco. Ahora se sabe que no fue así, al menos según la versión oficial que El Vaticano no negó.

Fernández aclaró que el tema se había tocado en la reunión que mantuvo con el secretario de Estado de la Santa Sede, el italiano Pietro Parolin, algo que también había negado durante la conferencia de prensa. “Parolin me manifestó su preocupación por el tema y me recordó que la posición de la Iglesia siempre es la defensa de la vida desde la concepción”, relató a La Nación.

Después, la Oficina de Prensa del Vaticano difundió un inusual mensaje destinado a los periodistas que cubrieron el encuentro: “No todos los temas citados en el Comunicado de Prensa sobre la Audiencia con el Presidente de la República Argentina han sido afrontados en todas las conversaciones: algunos han sido examinados en el curso del encuentro con la Secretaría de Estado, otros en el marco del encuentro con el Santo Padre”, dice el texto, firmado por el director de esa dependencia, Matteo Bruni, que había recibido un reclamo del secretario de Comunicación argentino, Juan Pablo Biondi.

En síntesis, el Vaticano confirmó, en coincidencia con lo manifestado por Fernández, que el planteo sobre el aborto surgió durante el encuentro con Parolin, y no en la audiencia con el Papa.

Al margen de que Francisco dejó el reclamo en manos de un subordinado, gesto valorado en la delegación argentina, el Vaticano se ocupó de transmitir su preocupación por la eventual legalización del aborto en el país  y se encargó de que el planteo tuviera estado público. En ese primer comunicado de la Santa Sede se señaló que durante los encuentros mantenidos en el Palacio Pontificio se habían examinado distintos “problemas del país”, “con especial referencia a la crisis económica financiera, la lucha contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, la promoción social, y la protección de la vida desde su concepción”.

Fernández no se quedó callado ante el planteo de Parolin. “San Agustín y Santo Tomás dicen otra cosa”, sostuvo, retomando argumentos de la materia que dictaba en la Facultad de Derecho sobre la conveniencia jurídica de la despenalización del aborto. La conversación derivó hacia otros temas, siempre según fuentes de la delegación.

El Presidente retomó la cuestión minutos después, detallaron en la comitiva, cuando Parolin manifestó su preocupación por la disminución de fieles católicos en Argentina y el crecimiento de las iglesias pentecostales. “Ellos también se oponen a la legalización del aborto, pero están a favor de los métodos de prevención del embarazo”, advirtió Fernández, antes de destacar el trabajo de los curas villeros promovidos por Francisco.

En definitiva, el planteo del Vaticano no modificó en nada la posición del Gobierno sobre la legalización. “Ya lo hablé y voy a cumplir con mi palabra. Mi palabra no es volver a abrir una brecha entre verdes y celestes. Mi palabra es darle la posibilidad a la mujer que quiera abortar a hacerlo legalmente, y ayudar a quienes quieran tener a sus hijos. Ese es mi trabajo”, respondió Fernández en el encuentro con los periodistas.

Para el Gobierno la decisión está tomada y no habrá marcha atrás. El Presidente anunciará el envío del proyecto de legalización el 1º de marzo, durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, confirmaron en la comitiva. La Casa Rosada prepara una iniciativa que legalice el aborto y que, a la vez, dé garantías a las mujeres que necesiten ayuda del Estado para seguir adelante con un embarazo.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Francisco beatificó a Juan Pablo I gracias a un “milagro argentino”

El último italiano, que fue Pontífice durante 34 días en 1978, le salvó la vida a una nena que atravesaba una grave enfermedad.

Francisco llamó a Cristina Kirchner para expresarle su “solidaridad y cercanía”

Además, el Pontífice le envió un telegrama y la Santa Sede difundió un comunicado oficial.

Francisco: “Estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial”

El Pontífice lanzó la sentencia al adelantar el recuerdo de que mañana, 1° de septiembre, se cumplirán 83 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Francisco condena la invasión rusa como “injusta, inaceptable, bárbara, insensata, repugnante y sacrílega”

El Vaticano difundió un comunicado oficial en el que remarcó que el Pontífice "habla como un pastor que defiende cada vida humana" y "no como un político".