Molino Cañuelas cede 80% de su capital a bancos acreedores

Fecha:

Buscan cobrarse una deuda de 760 millones de dólares. Tomarían el control para finalizar la reestructuración de pasivos y buscar comprador.

Molino Cañuelas, la agroindustria de capitales nacionales y el mayor procesador de trigo del país, que pertenece a la familia argentina Navilli, cedería el 80% de su capital accionario a sus bancos acreedores a cambio de concluir el proceso de reestructuración de deuda iniciado hace un año y medio.

El plan también les permitiría a las entidades financieras contar con un mandato de venta que buscarían ejecutar lo antes posible.

A mediados del año pasado Molino Cañuelas anunció que contrataba a la consultora Lazard para que saliera a reestructurar una deuda de unos 760 millones de dólares con un conjunto de bancos locales e internacionales.

El problema de la empresa era que gran parte de su deuda estaba tomada en moneda estadounidense, por lo que las sucesivas devaluaciones habían complicado aún más su operatoria, que depende mucho del mercado local, donde factura en pesos.

En el medio, el Banco Macro incluso presentó un pedido de quiebra de la compañía ante la Justicia comercial.

La empresa de los Navilli consiguió otro crédito del BICE que fue clave para que pudiera seguir operando como lo hace actualmente, sin mayores sobresaltos pero con el claro objetivo de llegar a un acuerdo viable con sus acreedores locales e internacionales.

Así es que, según trascendió, Molinos Cañuelas estaría cerca de rubricar en las próximas semanas la cesión a sus bancos acreedores del 80 por ciento de su capital accionario y les daría un mandato de venta.

Sigue así el camino iniciado por la cadena de venta de electrodomésticos Garbarino, que reestructuró una deuda de 4.000 millones de pesos y hoy los bancos acreedores pretenden venderla a un fondo de inversión que la relanzaría.

Según consta en los registros oficiales del Banco Central, la deuda de Molino Cañuelas con entidades financieras locales asciende a poco más de 19.100 millones de pesos. Sus principales acreedores son el Banco Nación, HSBC, Santander y Provincia, entre otros.

La empresa acumuló estas millonarias deudas porque en paralelo concretó un fuerte proceso de expansión en el país con la compra del negocio local de harinas de Cargill (siete molinos) por 736 millones de pesos, una operación para la que antes consiguió el apalancamiento de un crédito del Banco Mundial de 80 millones de dólares.

La compañía es líder en capacidad de molienda de trigo con alrededor de 3,2 millones de toneladas al año.

Además, la firma creció muy fuerte en el segmento de premezclas y productos con mayor valor agregado en las góndolas y para lograrlo invirtió 100 millones de dólares en su planta de producción de alimentos congelados ubicada en la localidad bonaerense de Spegazzini, partido de Ezeiza.

Esta fuerte expansión tuvo un alto precio y la compañía se vio en la necesidad de salir a buscar capital de trabajo para refinanciar la fuerte deuda que fue tomando en los últimos años.

En una primera instancia organizó una IPO en la Bolsa local y en Wall Street con la que buscaba recaudar 1.141,6 millones de dólares. Pero en noviembre de 2017 comunicó que postergaba la iniciativa ante “la alta volatilidad que presentaba el mercado”.

Con el correr de los meses su situación se fue agravando. A mediados de julio pasado inició la reestructuración de deuda que en los próximos días concluiría quizás con el peor escenario para la familia Navilli, ya que de esta forma perderá el comando de su empresa que prácticamente ya tiene cartel de venta.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Aumentaron hasta 4% los combustibles

De esta manera, en los surtidores habrá un incremento del precio de alrededor de $4 por litro en las naftas y de $3 en el de diésel.

Terminó el “dólar soja”: el BCRA acumuló US$ 4.968 millones en reservas durante septiembre

En todo el mes se liquidaron US$ 7.678 millones, muy por encima de los 5.000 millones estimados por el Gobierno al momento de entrada en vigencia de la medida.

Conflicto del neumático: acuerdo salarial con 10% por encima de la inflación

Los trabajadores lograron una recomposición de 66% para el actual período y un aumento de 73% para el 2022/23.

La Bancaria acuerda una paritaria 2022 del 94% de aumento salarial

Además, por el Día del Bancario los empleados recibirán un bono desde 185.500 pesos.