Duterte: “Me gustaría abrir nuevos frentes con Rusia y China”

Fecha:

“Ellos respetan la soberanía del país, algo que EEUU no hace”, dijo el controvertido presidente filipino.

“Trump es una gran persona, y no creo que realmente quiera desatar una guerra”, afirmó el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en un reportaje concedido a RT.

¿Qué pueden ofrecerle Rusia y China a su país que EEUU no puede? ¿Por qué para él Donald Trump es mejor que Barack Obama? ¿Cuánto tiempo pasará hasta que los filipinos dejen de emigrar en busca de trabajo? ¿Por qué le apoyan a pesar de que su guerra contra las drogas ha dividido al mundo? Estas y otras preguntas respondió el mandatario asiático.

Duterte dijo que se inclina por mantener buenas relaciones con Rusia y China porque estos países respetan la soberanía de los demás. “EEUU nos sigue viendo como un Estado vasallo, ya que estuvimos bajo su control durante 50 años”, dijo el mandatario. Washington “no respeta la soberanía de los gobiernos” extranjeros y “yo rehúso adaptarme a la política exterior estadounidense”, subrayó.

En cuanto a la disputa territorial por las islas Spratly en el mar de la China Meridional, entre Pekín y varias naciones de la región, incluida Filipinas, Duterte manifestó que a diferencia de los demás países involucrados en esa puja prefiere mantener “relaciones amistosas” y “fomentar el comercio” con China.

“No puedo hacer sonar los tambores de guerra, no podemos permitírnoslo. Esto aniquilaría Filipinas. (…) Sería una imprudencia si enviara, como Vietnam, pequeños barcos sólo para acabar con la nariz rota al final del día”, dijo, y argumentó que en la actualidad “hay muchísimos barcos estadounidenses” en aguas filipinas y, en caso de que Manila adopte una postura agresiva contra Pekín, la situación podría ser aprovechada por EEUU “bajo el pretexto” de defender Filipinas, con lo que “podríamos perder el control” y “una guerra con China ahora no nos sirve”.

“Los mataré. No hay dudas sobre eso”. Sobre la guerra contra las drogas que su gobierno lleva adelante desde 2016, y que según distintos informes ha dejado ya más de 12.000 muertos, el entrevistado no dudó en declarar que mataría a un narcotraficante para evitar que destruya a la población con los estupefacientes. “Las drogas pueden destruir y controlar. Cualquier país puede ser destruido por su culpa. Y le he dicho a todos que si destruyen mi país, Filipinas, con drogas, los mataré. No hay dudas sobre eso”, remarcó.

Los métodos empleados por el líder filipino en la lucha contra las drogas han sido condenados por la comunidad internacional en reiteradas ocasiones. No obstante, el jefe de Estado asegura que las medidas adoptadas han ayudado a disminuir la criminalidad y drogadicción en su país, y que cuenta con el respaldo de la población.

Además, aseguró que se rehúsa a adaptarse a la política exterior estadounidense y ha señalado que han aumentado los intercambios comerciales con China. “Me gustaría abrir frentes con Rusia”, agregó Duterte.

Asimismo, el mandatario señaló que EEUU “nos sigue viendo como un estado vasallo, ya que estuvimos bajo su control durante 50 años”, a diferencia de los gobiernos chino y ruso que “respetan la soberanía del país”.

Los insultos a Obama. Duterte también comentó que ha recibido una invitación del Gobierno estadounidense para asistir a la cumbre EE.UU.– ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), que se celebrará en marzo próximo. Pero dijo que no asistirá a esa cumbre.

Reveló que nunca ha estado en EEUU pese a que en una ocasión también fue invitado por el expresidente. “Una vez Obama me criticó en una conferencia de prensa y en cierto modo comprendí que también soy el líder de un país soberano. Debería haberme criticado en un lugar más apropiado. Debería haber llevado el caso a Naciones Unidas, en vez de criticar al presidente de otro Estado en una rueda de prensa, así que me enfadé y dije muchas cosas”, recordó.

En septiembre de 2016, Duterte llamó “hijo de puta” al expresidente estadounidense por cuestionar su política de lucha contra el narcotráfico, aunque dos años después pidió disculpas por sus palabras.

Según el entrevistado, Obama “era un líder que no tenía realmente visión de futuro” y el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, “es mejor” que su antecesor.

Aseguró luego que “nunca” insultaría a Trump, a quien calificó como una “muy buena persona”. “Solo [le fallan] las formas de hacer las cosas. Yo realmente no creo que quiera desatar una guerra. Quizás lo que quiere realmente es enseñarles [una lección] a algunos líderes”, comentó.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Duma de Rusia ratifica todos los tratados de incorporación de las cuatro nuevas regiones de Ucrania

El día antes los documentos ya fueron ratificados por unanimidad por la Duma Estatal, la Cámara Baja del Parlamento ruso.

Polonia reclama a Alemania millonarias reparaciones por la Segunda Guerra Mundial

Varsovia estimó oficialmente el monto por resarcimiento en más de 1,2 billones de dólares.

Henry Kissinger: “No sería lo más sabio para EEUU incluir a Ucrania en la OTAN”

El exsecretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, consideró que incluir a Ucrania en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no es una decisión muy sabia para nadie.

Reacción de Ucrania a la anexión rusa de cuatro provincias: adhesión acelerada a la OTAN

EEUU anunció nuevas sanciones al Kremlin y Liz Truss, premier británica, dijo que su país "nunca aceptará" las anexiones.