¿Es una amenaza?: Nuevo virus que se detectó en China se cobra sus primeras víctimas

Fecha:

Identificaron un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, donde a decenas de pacientes se les diagnosticó neumonía y condición respiratoria grave.

El 31 de diciembre del año pasado China informó a la Organización Mundial de Salud (OMS) sobre 44 “casos de neumonía de etiología desconocida” registrados en la ciudad de Wuhan, de los cuales once se consideraban gravemente enfermos.

Entre los síntomas clínicos había fiebre, algunos reportaban dificultad para respirar y las radiografías de tórax mostraban lesiones invasivas de ambos pulmones. 

Las autoridades chinas informaron que todos los pacientes fueron aislados y recibían tratamiento en las instituciones médicas de Wuhan, pero esta semana la comisión municipal de salud de la ciudad informó sobre nuevos casos de neumonía, lo que elevó el número total de enfermos a casi 50.

La comisión anunció la segunda muerte a causa de la afección: un hombre de 69 años que ingresó en el hospital con una función renal anormal y daño severo en múltiples órganos. La primera muerte había sido de un paciente con condiciones médicas subyacentes graves, según la OMS.

Entretanto, ya se han detectado tres casos de infección fuera de China: dos personas en Tailandia y una en Japón. Singapur y Hong Kong han empezado a controlar a los pasajeros aéreos provenientes de Wuhan, mientras que las autoridades estadounidenses anunciaron medidas similares a partir de este viernes en tres de sus aeropuertos principales: San Francisco, Los Ángeles y Nueva York.

¿Qué provoca la enfermedad? “El agente causal aún no ha sido identificado o confirmado”, informó la OMS el pasado 5 de enero. Y en otro comunicado del día 12 indicó que tras las pruebas de laboratorio en todos los casos sospechosos, se excluyó el virus de la influenza, la gripe aviar, el adenovirus, el coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV) y el coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV). 

Ahora los expertos sospechan que la causa del brote es una cepa del virus de la familia del coronavirus que no se había encontrado antes en humanos.

Según reportó la OMS, la evidencia sugiere que el brote podría estar asociado con exposiciones en un mercado de mariscos en Wuhan, que las autoridades cerraron el 1º de enero. El mercado también cuenta con animales salvajes vivos que podrían haber sido la fuente del brote.

¿Qué dicen los científicos? Un informe del Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas en el Imperial College de Londres (Reino Unido) sugirió que muchas más personas podrían haberse infectado y advirtieron que no se puede descartar la transmisión de persona a persona.

Al mismo tiempo, la OMS dijo que “en esta etapa no hay evidencia clara de transmisión de persona a persona”. 

“Es probable que el brote de Wuhan de un nuevo coronavirus haya causado sustancialmente más casos de enfermedad respiratoria moderada o grave de lo que se informa actualmente”, estimaron los científicos, quienes calcularon que habría más de 1.700 casos en Wuhan. 

El informe señala que todos los pacientes hospitalizados con neumonía o por enfermedades respiratorias graves en el área de Wuhan y otras ciudades chinas bien conectadas deben ser investigados.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Giorgia Meloni, la líder de ultraderecha que será la primera mujer premier de Italia

La alianza que encabeza conseguía según los primeros sondeos más del 40% de los votos y superaba el 50% de las 400 bancas de Diputados y 200 del Senado en juego

El mundo descreído: una de cada dos personas prefiere no leer noticias

"Fake news", malas noticas, pandemia, guerra e intereses políticos son algunos de los motivos de este fenómeno.

Fracaso global: una persona muere de hambre en el mundo cada cuatro segundos

Además, 345 millones de personas sufren hambre aguda, una cifra que se multiplicó por más de dos desde 2019.

Irlanda del Norte: por primera vez hay más católicos que protestantes

Miles de personas murieron en Irlanda del Norte en un conflicto armado de 30 años entre la desbandada guerrilla republicana y católica del Ejército Republicano Irlandés (IRA) y fuerzas militares británicas, que incluyó atentados y matanzas de civiles.