EEUU y China sellan su tregua comercial: entra en vigencia en un mes

Fecha:

El gigante asiático se comprometió a compras de bienes norteamericanos por unos 200.000 millones de dólares en dos años.

Luego de casi dos años de conflicto, Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, firmaron este miércoles una tregua que genera alivio en todo el mundo y que entrará en vigencia en 30 días.
 
En la fase 1 del acuerdo, China aceptó comprarle en dos años 200.000 millones de dólares más que en 2017, antes de que se desatara la guerra comercial entre ambas potencias.

No obstante, los aranceles sobre productos importados en cientos de miles de millones de dólares seguirán vigentes, por lo cual los consumidores y empresas estadounidenses deberán seguir pagando ese sobrecosto.

El entendimiento incluye el compromiso de China de elevar sustancialmente sus compras de productos estadounidenses, proteger la tecnología de ese origen y aplicar nuevos mecanismos de cumplimiento de normas comerciales.

“Hoy damos un paso trascendental que nunca hemos dado antes con China” y que asegurará “un comercio limpio y recíproco”, aseguró Trump en la ceremonia del firma del texto en la Casa Blanca.

Mientras Trump hablaba, las principales cadenas de televisión interrumpieron sus transmisiones en vivo de la ceremonia para dar paso a la presentación en el Congreso de los cargos en su contra.

La distensión de las fricciones entre ambas potencias animó a los mercados en las últimas semanas, en tanto la imposición de nuevos aranceles salió de escena.

Trump firmó el acuerdo con el viceprimer ministro de China Liu He, que fue el principal negociador de Pekín, pero agradeció a su par Xi Jinping y anunció que visitaría China “en un futuro no muy lejano.”.

“Las negociaciones fueron duras”, admitió Trump, pero condujeron a un resultado “increíble”, estimó.

No obstante dijo que la eliminación de los aranceles será posible “si conseguimos alcanzar la fase 2” del acuerdo. “Los voy a dejar. De no ser así, no tendría cartas para negociar”, apuntó.

En una carta a Trump, leída por Liu, Xi consideró que el acuerdo “es bueno para China, para Estados Unidos y para el mundo entero”.

No obstante los asuntos más delicados quedaron para ser resueltos en la fase 2, y entre ellos se cuentan los enormes subsidios a las industrias estatales.

Un par de horas antes de la firma, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, presionó a Pekín a mantenerse en la mesa de negociaciones y hacer mayores concesiones, entre ellas algunas sobre ciberseguridad y acceso de firmas estadounidenses a China, para que Washington pueda aliviar los aranceles vigentes.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

La Reserva Federal de EEUU sube otra vez la tasa de interés: cómo afecta a la Argentina

Por tercera vez en el año, la FED elevó 75 puntos básicos la tasa para combatir la inflación récord que sufre la economía norteamericana.

El Estado alemán nacionaliza a un gigante energético que perdió 8.500 millones de euros

La empresa Uniper no puede afrontar los costos del aumento del gas tras la invasión rusa a Ucrania.

Sombrío pronóstico del Banco Mundial: recesión global con inflación

Los indicadores que presagian un mal 23 son la caída de los índices de confianza de los consumidores y la desaceleración abrupta que registran Estados Unidos, China y la Eurozona, las tres principales economías del planeta.

El gas que no le vendió a Europa, Rusia lo exportará a China

El Kremlin anunció un futuro gasoducto, llamado Siberia 2, para enviar el hidrocarburo al gigante asiático.