Kim Jong-un vuelve a amenazar, esta vez con una “nueva arma estratégica”

Fecha:

Compartir

El líder norcoreano no ve razón para preservar la moratoria nuclear de 2018 ante lo que considera una falta de propuestas por parte de Washington.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, aseguró que no ve razones para mantener la moratoria autoimpuesta por Pyonyang sobre pruebas nucleares y de misiles de largo alcance para favorecer el diálogo con EEUU y volvió a amenazar a Washington, esta vez con desplegar pronto una “nueva arma estratégica” y desarrollar una “acción traumática”, aunque no ha cerrado la puerta a retomar las conversaciones.

En su discurso para concluir la quinta reunión plenaria del actual Comité Central del Partido de los Trabajadores, el mandatario norcoreano aseguró que no ve razón para preservar la medida activada por el país en 2018 sobre este tipo de pruebas de armas de destrucción masiva, ante lo que considera una falta de propuestas por parte de Washington. “No tenemos motivos para continuar ligados unilateralmente a este compromiso”, dijo Kim, cuyas palabras, pronunciadas en la cuarta y última sesión del plenario celebrada el martes y reproducidas este miércoles por la agencia estatal KCNA, suponen un importante revés para las atascadas negociaciones sobre desnuclearización, un diálogo que incluyó momentos históricos como los primeros pasos de un dirigente estadounidense en suelo norcoreano.

Mientras los jóvenes norcoreanos abrían la semana bailando en las calles para conmemorar el octavo aniversario del nombramiento de Kim Jong-un como su “líder supremo”, el Comité Central del Partido de los Trabajadores celebraba su quinta reunión plenaria.

Desde el estrado, con un atuendo blanco que contrastaba con el gris de sus camaradas y el rojo de la escenografía, Kim clausuró este martes el evento y en su discurso proclamó que Corea del Norte debe “perseguir de manera más activa el proyecto de desarrollar armas estratégicas, […] el mundo será testigo de una nueva arma que poseeremos pronto”.

“Bajo las condiciones actuales”, añadió Kim, “ya no hay fundamento para mantener durante más tiempo este compromiso unilateral”, en referencia a la moratoria sobre cualquier ensayo de misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y armamento nuclear. Esto constituye la única línea roja marcada por el líder estadounidense, Donald Trump, quien en un encuentro con la prensa horas más tarde se ha mostrado optimista. “Sé que está mandando ciertos mensajes sobre regalos de Navidad, y espero que se refiera a un bonito jarrón, eso es lo que quiero”, bromeaba el presidente desde su residencia de Mar-a Lago, en Florida. “Haremos lo que tengamos que hacer, pero él firmó un contrato, un acuerdo en el que hablaba de desnuclearización […] Creo que es un hombre de palabra, pronto lo descubriremos”.

Leer más…

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

El “negocio” del envío de armas a Ucrania: Europa del Este no fabricaba tantas desde la Guerra Fría

Por ejemplo, las exportaciones checas este año serían las más altas desde 1989, reveló el viceministro de Defensa, Tomas Kopecny.

Celso Amorim: “No podemos elegir ni un lado ni el otro” en la disputa entre China y EEUU *

El excanciller brasileño en los gobiernos de Lula analiza el contexto regional y global en un momento decisivo para el futuro político brasileño.

“El resultado del conflicto en Ucrania determinará la seguridad global del siglo XXI”, afirma el Pentágono

Según el secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, la operación militar de Moscú "socava el orden internacional basado en reglas que nos mantiene seguros a todos".

Sentimiento nacional y batallas por la memoria en Ucrania

La batalla que libran Rusia y Ucrania es también una batalla por la memoria histórica. Tras su independencia en 1991, luego de la caída de la Unión Soviética, Ucrania buscó apropiarse de símbolos y figuras de su pasado, a veces polémicos, mientras Rusia intentaba reducir el nacionalismo ucraniano a un simple colaboracionismo.