Los fenómenos astronómicos que trae el 2020, un año bisiesto

Fecha:

El 2020 tendrá 366 días, ya que se agrega el 29 de febrero para sincronizar el calendario con la órbita del planeta.

El 2020 será un año bisiesto, es decir tendrá 366 días ya que se agrega uno a febrero para sincronizar el calendario con la órbita del planeta.

“La Tierra tarda 365,242 días en dar una vuelta completa alrededor del Sol, lo que se conoce como año trópico. El año trópico entonces tiene 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,25 segundos”, detalló a la agencia estatal Télam Romina Miculán, astrónoma de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) e investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

Por lo tanto “lo que se acordó es agregar un día cada cuatro años para compensar las casi seis horas que se pierden cada año en la medida del tiempo cronológico y el astronómico, dado por el movimiento orbital terrestre”, añadió la astrónoma. E indicó: “Históricamente el problema se subsanó definiendo que si un año es divisible por 4, entonces es bisiesto, pero luego se ajustó, y ahora son lo que son divisibles por 400”.

Más allá de las explicaciones científicas, las personas que nacen el 29 de febrero tienen sus estrategias para festejar sus cumpleaños. Como Benjamín Kapustiansky, un adolescente que en 2020 cumplirá 12 años, nació en el 2008, un 29 de febrero.

“La verdad es que siento que yo cumplo cada cuatro años”, dijo a Télam. “Festejo todos los años, pero siento que cumplo cada cuatro”, refrendó.

Benjamín tendrá, este próximo 29 de febrero de 2020, el recuerdo de tres cumpleaños celebrados en su fecha exacta. “Cuando cumplí 8, fue el primer día de clases, y a los 4 organizamos una fiesta de disfraces”, recordó. De todos modos, como una forma de ganarle tiempo al tiempo, este pícaro joven reconoció que cuando hay año bisiesto, festeja “el 29 de febrero y el 1 de marzo”.

Mas allá de los cumpleaños y las creencias sobre la buena o mala suerte de los años bisiestos, a nivel científico “no nos afecta, ya que en astronomía manejamos escalas de tiempo diferentes”, señaló Miculán.

La científica resaltó que el nuevo año trae, por ahora, dos fenómenos astronómicos: el eclipse solar que podrá verse el 14 de diciembre en Argentina, Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay, y en los océanos adyacentes, y “una posible supernova”, explicó.

Una supernova “es una explosión de estrellas. Estamos observando ahora a Betelgeuse, ubicada en la constelación de Orión que es la novena estrella más brillante que se estaría apagando. Es decir, quizás veamos la muerte de una estrella”.

Si eso ocurre “se podrá ver a simple vista desde Argentina, ya que tendría un brillo similar a la Luna”, adelantó la astrónoma. Mientras tanto, los “bisiestos” buscan encontrarse, tal vez para saber qué hacen otras personas cada 29 de febrero.

Buscando en redes sociales pueden encontrarse, al menos, tres páginas de Facebook temáticas: Club Bisiesto, con 473 miembros; Bisiestos por el mundo, con 802 integrantes y F29 Bisiestos, con 625 participantes y desde donde están organizando lo que dieron en llamar “el próximo Bisiestos Fest World 2020, una celebración de encuentro entre pares en Cancún, México, para el próximo 29 de febrero.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Dos estadounidenses y un danés, Nobel de Química

Son considerados pioneros en la materia porque descubrieron reacciones que permiten que los bloques de construcción molecular se junten para crear eficazmente nuevos compuestos deseados.

Premio Nobel de Física a especialistas en mecánica cuántica Alain Aspect, John F. Clauser y Anton Zeilinge

Los científicos Alain Aspect, John F. Clauser y Anton Zeilinge fueron elegidos por la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo por sus "experimentos con fotones entrelazados, establecer la violación de las desigualdades de Bell y ser pioneros en la ciencia de la información cuántica".

Nobel de Medicina para investigador que secuenció el genoma del hombre de Neandertal

El sueco Svante Pääbo creó -a través de sus descubrimientos- una nueva disciplina científica, la paleogenómica.

Reconstruyen el genoma del “tatarabuelo” de todos los mamíferos

Los resultados ayudarán a comprender la genética detrás de las adaptaciones que han permitido que los mamíferos prosperen durante los últimos 180 millones de años