Capital, estrategia y management para las medianas empresas

Fecha:

Compartir

El último informe elaborado por la Latin American Venture Capital Association (LAVCA) sobre el entorno regulatorio para las inversiones de capital privado (en inglés “private equity”), en once países de América Latina, mostró que Argentina fue el país que más evolucionó en el último año por encima de mercados como Chile, Perú, Colombia, Uruguay, Panamá, México o Brasil.

El informe mide trece diferentes indicadores como impuestos, derechos de los accionistas minoritarios, restricciones a los inversores institucionales y desarrollo de los mercados de capitales, y otorga un puntaje por cada uno de esos indicadores que luego se suman para conformar una calificación general por país.

El dato no es menor, porque indica que la condiciones objetivas básicas para que un inversor traiga su capital al país han mejorado mucho y rápido.

A esto se suma que Argentina está creciendo a lo que se estima un 3% anual y que esta tasa va en aumento. Que la inflación ya ha caído a la mitad del año pasado y está en baja. Que indicadores como los de las ventas de camiones o equipamiento agrícola han explotado. O que la industria y la construcción están creciendo a más del 6% anual.

Estos cambios están colocando nuevamente al país en la mira de las compañías de private equity, cuyo objetivo es invertir en empresas que pueden mejorar sustancialmente su performance mediante la incorporación de capital, estrategia y management.

La semana próxima se realiza en Nueva York el LAVCA Summit & Investor Roundtable, donde se verá efectivmente este cambio que ha habido sobre la forma en que los fondos de capital privado están mirando el país.

Hay una enorme oportunidad entonces para el segmento de empresas medianas locales que tienen un negocio sano, con potencial, y quieren pasar a un nuevo nivel, pero que necesitan recursos que son escasos o caros.

Los fondos de “private equity” son la respuesta a esa necesidad.

El sector tiene, frente a este cambio en las condiciones objetivas del país, el enorme desafío de generar una relación armónica entre el capital y las empresas.

A las compañías de “private equity” les toca aportar una visión estratégica, capacidad de gestión y, por supuesto, capital, entendiendo que el proceso tiene también una parte humana, emocional, que hace al éxito del negocio. A los empresarios les toca soñar e imaginarse hasta dónde pueden llegar sus empresas si alguien con recursos los ayuda a dar ese paso hacia el futuro.

* Socio de Alba Capital Partners

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Ensayo. Argentina, Brasil y el sueño de la Patria Grande

Por Andrea Molinari y Marcelo Bruchanski (Revista Anfibia) En el marco...

Riñas en la cubierta del Titanic

¿Quién manda en el oficialismo? La pregunta no es...

¿Qué pasó en la cumbre de la Celac?

La reunión de presidentes latinoamericanos y caribeños reunida en Buenos Aires tuvo como punto destacado el retorno de Brasil tras la salida decidida por el gobierno de Jair Bolsonaro. Sin embargo fue también una caja de resonancia de las discrepancias que vienen atravesando la región y que dificultan el avance de la integración en un contexto político y geopolítico agitado.

Musk 3T¿Una economía de la posverdad?

Mucho más que el nombre de un megaempresario de la tecnología, este anarquista de derecha está reinventando –¿paradójicamente?– el panóptico a escala global y plantea una serie de cuestiones respecto a los límites de lo público y lo privado en un contexto de remilitarización y geopolitización del mundo. Tres T definen su doctrina: troleo  económico, tecnología total y tecnopolítica.