Lista de recursos útiles y literatura para estudiantes de español

Fecha:

Compartir

La trata de blancas o tráfico de personas desde una perspectiva de género y como situación de factores psicosociales específicos, es un tema a la vanguardia investigado por profesionales que se están tomando en serio este acto criminal como un problema del fallo del sistema y no como un hecho aislado.

Ahora, las universidades empiezan a considerar este hecho social como prioridad relacionado con el género, la edad, la situación económica y la migración. La trata de personas es objeto de estudio por su incremento y, lo más impactante, por su evidente indiferencia por parte de las autoridades estatales.

Evidentemente, los colectivos más vulnerables, víctimas de la trata de personas, son aquellos que están en condiciones irregulares en otros lugares del mundo y por temporadas prolongadas. La situación de migrantes sin regularizar y su situación jurídica, deja a la víctima desprovista de derechos y por lo mismo, de mecanismos de protección, potenciando la aparición de situaciones de explotación de las que les resulta muy difícil escapar, según Robert Griffit.

Investigación, estudios y denuncia social sobre la explotación de personas

La trata de personas está levantando ampollas en la sociedad. Si bien es cierto que no se trata solo de víctimas migrantes, en gran parte es el colectivo más vulnerable, y así lo evidencian las estadísticas y los sucesos que ocurren en el día a día frente de nuestros hogares, aunque lo más llamativo, frente a las de las autoridades competentes que al parecer se sienten incapaces de frenar este delito de magnitudes inhumanas. Por esta razón, y desde el abordaje de la perspectiva de género, se retoma el tema por parte de la educación actual de la universidad.

De hecho, son las nuevas generaciones de estudiantes los que están dando un verdadero cambio al dar el reconocimiento a las verdaderas víctimas y visibilizando esta problemática de índole social, pero desde el marco de la pobreza estructural que es el que trae desplazamientos masivos y donde los más afectados son las mujeres, niños y niñas en situación de riesgo, producto del abandono del estado. Las organizaciones anuncian sus investigaciones; las universidades investigan y ofrecen
ensayo y ejemplos de lengua española para sus estudiantes. El resultado es que los estudios concluyen lo mismo; continúan reflejando una fuerte indiferencia para frenar estos delitos considerados en todo el planeta como tal, por lo que se requiere un papel fuerte por parte de los gobiernos para frenar esta injusticia social.

Lo que está claro es que los seres humanos que han sido víctima de trata de blanca
cruzando las fronteras internacionales pueden necesitar y tienen derecho a pedir protección internacional. Por tanto, y según los conocedores de derechos humanos, estás personas se les debe brindar protección y no efectuar deportación y darles la condición como refugiados. De hecho, según ACNUR, la Convención de 1951 sobre refugiados, también aplica para las personas víctimas de explotación o en inminente riesgo de serlo.

ACNUR es la organización mundial que recoge el derecho a la vida y protección de la
misma que tiene todo ser humano, el cual pone al servicio de todas las víctimas que
han sufrido atentados a su vida y han sido objeto de maltrato. ACNUR por tanto, en
conjunto con la Organización de Naciones Unidas, trabaja en el desarrollo de
estrategias y en la creación de marcos legales para acabar con la trata de personas,
explotación sexual, matrimonio forzado o violación conyugal y el trabajo forzoso. Una
de las medidas es brindar asilo y que puedan ejercer el derecho a ser protegidos.

Desde la perspectiva de género existe desigualdad, violencia sexual y de género,
factores que predisponen para que se dé el tráfico de personas. Dentro de los diversos
estudios se han identificado como la vulneración de los derechos humanos
comprendidos en el tráfico humano, el género, siendo las mujeres principalmente
víctimas. Además, también influye la etnia y la edad. Esto saca de relieve como el
tráfico de personas se alimenta del imaginario colectivo y patriarcal sobre lo masculino
y femenino apoyándose en modelos totalitaristas de socialización.
Conclusión

Acabar con la trata de personas exige por parte de las autoridades competentes un
enfoque multidisciplinar en la que se incluyen actividades que abarquen los derechos
humanos, la justicia penal y el compromiso por parte de la justicia. No se trata
solamente de apoyo a las víctimas, sino también de frenar y acabar rotundamente esta
forma de socialización autoritaria donde el más vulnerable, en este caso mujeres e
infantes, son subordinados bajo esquemas machistas que se reproducen contra
culturalmente y se perpetúan en el tiempo.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Steps to Creating Woodworking Ready Plans

Planning is essential for woodworking projects. The construction process...

Transradio Internacional: un hito en las comunicaciones en el centenario de su inauguración

El viernes 25 de enero de 1924, con la presencial del entonces presidente Marcelo T. de Alvear, comenzaba a funcionar en Monte Grande.

Literatura 2024: las publicaciones que se vienen, tema por tema

Ficción, no ficción, política, psicología, deportes, biografías, recopilaciones, feminismo y más, detallado género por género.

Historias. De curanderos y otras yerbas

Pascual Aulisio y Evaristo Peñalva fueron dos personajes famosos por sus conocimientos para aliviar malestares con recetas "no oficiales" de la medicina occidental.