Histórico saludo entre Obama y Castro en Panamá

Fecha:

Compartir

Ambos mandatarios se estrecharon la mano antes de sus exposiciones en la Cumbre de las Américas.

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, protagonizaron un histórico encuentro con saludo de manos incluido antes del inicio de la VII Cumbre de las Américas, que sesionará hasta hoy en Panamá y cuenta por primera vez con la presencia de Cuba.

La televisión panameña mostró reiteradamente la escena -sin sonido de ambiente- del encuentro de ambos mandatarios, que hoy mantendrán una reunión bilateral en el marco de la reciente decisión de ambos gobiernos de buscar estrechar sus relaciones diplomáticas, rotas hace más de 50 años.

Ambos líderes ya estrecharon sus manos en 2013 en Sudáfrica, donde asistieron a los funerales de Nelson Mandela, pero este encuentro adquiere mayor relevancia a partir de las recientes conversaciones bajo la figura del “deshielo”.

El saludo ocurrió cuanto los jefes de Estado americanos se disponían a ingresar al Salón de Convenciones Atlapa para asistir a la ceremonia de inauguración de la cumbre, que contó con un discurso del presidente anfitrión, Juan Carlos Varela.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Milei en Davos: igualó a populistas, globalistas y progresistas con los nazis

El mandatario argentino puso en el mismo escalón también a "comunistas, fascistas, socialistas, socialdemócratas, nacional-socialistas, democristanos, keynesianos, neokeynesianos y nacionalistas".

A 100 días del ataque de Hamas: Israel puso fin a la “fase intensiva” de la guerra

Todas los fronteras israelíes con actividad bélica. Situación de los rehenes. Discusión en La Haya.

Argentina, en listado de “alerta de viaje” para ciudadanos israelíes

La medida del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) israelí, que se informó en un comunicado oficial del organismo, alcanza a casi toda Europa Occidental y Sudamérica, así como Australia, Rusia, África y Asia Central.

Medio Oriente: la utopía como ilusión

Sin un interés genuino por el bienestar del otro independientemente de su origen, es decir, sin una convivencia pacífica entre hermanos, la conciliación es casi imposible y la situación seguirá cronificándose.