La “Academia” del fútbol argentino se reencontró con la gloria

Fecha:

Compartir

Racing Club se consagró campeón en la última fecha y logró así su octavo título en Primera División. Entidad pionera y de gran historia, superó un descenso y malas administraciones.

Racing Club, el flamante campeón del torneo de Primera División, es una de las entidades pioneras y más populares del fútbol local, con un pasado rico en leyendas y jugadores, que tras sufrir un descenso y años de frustraciones, se reencontró con la gloria.

Surgido como una reunificación de dos entidades, el Football Club Barracas al Sud y Colorados Unidos del Sud, Racing fue creado por un grupo de estudiantes el 25 de marzo de 1903.

El nombre Racing Club surgió por moción de Germán Vidaillac, uno de los socios fundadores, de ascendencia francesa, que tomó a su vez la denominación de una revista de automovilismo, y fue aprobado por el resto de los creadores de la nueva entidad, el Racing Football Club.

En los primeros tiempos, Racing utilizó una camiseta blanca, y tuvo un efímero diseño en negro y amarillo a bastones, similar a la del uruguayo Peñarol, para luego pasar a otro formato, con cuatro cuadrados, dos celestes y dos rosados.

Asociado de inmediato a la novel federación argentina, Racing ascendió a la primera categoría en 1910, y en diciembre, con motivo del centenario de la Revolución de Mayo que dio origen a las guerras de la independencia latinoamericana, adoptó definitivamente los colores celeste y blanco.

En 1913 empezó una etapa brillante, con el primero de los siete títulos consecutivos en el ámbito amateur, con un plantel conformado por los mejores jugadores argentinos de la época, entre los que se destacaban Alberto Ohaco, Natalio Perinetti y Pedro Ochoa, al que su amigo Carlos Gardel menciona en el tango “Patadura” como “Ochoíta, el crack de la afición”.

Esa catarata de éxitos, a la que se sumaron varias copas nacionales, dispararon el surgimiento del apodo que acompaña a Racing hasta estos días, cuando el equipo se hizo conocido como “la Academia” del fútbol, además de convertirse en una de las entidades más populares.

En los primeros años de profesionalismo, Racing no logró ganar ningún título, y casi siempre estuvo en los puestos protagónicos, pero para volver a festejar un título debió esperar hasta 1949, con celebraciones que se repitieron en 1950 –año en el que se inauguró el estadio Presidente Perón- y 1951, para convertirse en el primer tricampeón argentino.

Tras varios años de dominio de “La Máquina” de River, Racing cortó la racha y se consagró en 1958 con el puntero Orestes Omar Corbatta como figura, para luego sumar su quinta corona en 1961, con la mejor delantera de su historia, integrada por Corbatta, Juan José Pizzuti, Pedro Mansilla, el “Marqués” Rubén Sosa y Raúl Belén.

En 1966 volvió a ser campeón con un equipo muy sólido, que llegó a tener una racha de 39 partidos sin derrotas en el ámbito local, dirigido por “Tito” Pizzuti y con figuras como Agustín Cejas, Roberto Perfumo, Alfio Basile, el brasileño Joao Cardoso, Rubén Díaz, Juan Carlos Cárdenas y Humberto “Bocha” Maschio.

Con esa misma formación obtuvo la Copa Libertadores de América-1967 tras vencer en una durísima final al uruguayo Nacional por 2-1, y ese mismo año se convirtió en el primer argentino en ganar la Copa Intercontinental al superar al Celtic escocés en el Centenario de Montevideo por 1-0, con un inolvidable zapatazo de larga distancia del “Chango” Cárdenas.

Luego de aquella hazaña, llegaron los tiempos de declive, paulatino primero y más marcado en los 70, hasta que en diciembre de 1983 descendió por primera vez, aunque consiguió regresar a primera dos temporadas después.

En 1988, Racing se dio el gusto de alzar dos trofeos internacionales, la flamante Supercopa Sudamericana, con victoria sobre el brasileño Cruzeiro, y la Supercopa Interamericana, ganada a expensas del Herediano de Costa Rica.

Las malas administraciones llevaron a Racing a la quiebra económica en 1999, por lo que el club pasó a ser gerenciado por la empresa Blanquiceleste S.A., y bajo este fideicomiso, y con “Mostaza” Reinaldo Merlo como DT, celebró la obtención del Apertura-2001, su primer título local en 35 años, logro por el que a Merlo se le levantó una estatua en la sede de la entidad.

En los últimos años, Racing consiguió esquivar una vez más el descenso al ganar la serie de promoción en 2008, y tres años después fue subcampeón de Boca en el Apertura-2011, en lo que sería su mejor actuación hasta este flamante título, el octavo de su campaña en la era profesional argentina.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Mega decreto de Milei permite transformar a los clubes en sociedades anónimas

En contra de lo que había planteado la AFA durante la campaña electoral, el Presidente avanzó sobre el tema.

Elecciones en Boca: Riquelme venció a Macri y es nuevo presidente del club

El máximo ídolo de la historia "xeneize" se impuso por amplia diferencia sobre Andrés Ibarra, que compartía fórmula con el expresidente de la Nación, quien no fue a votar.

Elecciones en Boca: Riquelme vs. Macri, ¿la batalla final el 17D?

Los socios elegirán entre el máximo ídolo de su historia y el dirigente más ganador desde la fundación en 1904.

Riquelme, ante el mayor desafío de su carrera como dirigente

Las elecciones en Boca luego de perder al final de la Libertadores y con Macri como rival son otro reto para el máximo ídolo del club.