EEUU: Los republicanos toman el control del Congreso

Fecha:

Compartir

Ahora dominan ambas cámaras. El resultado de los comicios del martes deja a Obama frente a dos años de difícil convivencia.

Los republicanos conquistaron la totalidad del Congreso en las elecciones legislativas del martes en Estados Unidos, lo que deja al presidente Barack Obama y sus aliados demócratas frente a dos años de difícil convivencia.

Además de asegurar el control que mantienen desde 2010 sobre la Cámara de Representantes, los republicanos arrebataron a los demócratas al menos siete bancas claves para garantizar 52 miembros en el Senado de 100 escaños.

“El pueblo estadounidense confió en el Partido Republicano”, dijo su presidente, Reince Priebus, poco después de la debacle demócrata.

Mitch McConnell, el líder de los republicanos en el Senado, obtuvo la reelección en Kentucky tras una difícil campaña, y muy rápidamente anunció el cambio de aires en Washington.

“Es hora de marchar en otra dirección”, dijo McConnell, que a los 72 años deberá sustituir al demócrata Harry Reid a la cabeza del Senado cuando se instale el nuevo Congreso en enero. Pero agregó que “tenemos la obligación de trabajar juntos en los temas donde podamos estar de acuerdo”.

Reid felicitó a McConnell pero pidió cooperación. “El mensaje de los votantes es muy claro: “quieren que trabajemos juntos”, dijo.

Los republicanos lograron victorias en Virginia del Oeste, Arkansas, Dakota del Sur, Montana, Colorado, Iowa y Carolina del Norte, destronando a los demócratas en ejercicio en esos estados.

Pero la cifra podría ampliarse: las contiendas en Alaska y Virginia seguían abiertas y en Luisiana se decidirá en un ballotage el 6 de diciembre.

En la cámara baja, podrían ganar entre 14 y 18 bancas, según proyecciones de la cadena ABC, lo que les daría 247 de los 435 miembros, la más amplia mayoría republicana desde la década de los treinta.

Los republicanos también ganaron las gobernaciones en importantes estados como Texas, Wisconsin, Florida, donde el voto de los latinos era considerado fundamental.

El presidente Barack Obama, que se abstuvo de comentar las elecciones, invitó a los líderes del Congreso a la Casa Blanca el viernes, según su portavoz.

Con la derrota, el presidente seguirá los pasos de todos sus antecesores desde Ronald Reagan, enfrentados a la oposición de todo el Congreso al final de sus mandatos.

Su baja popularidad no se altera ni con la reducción del desempleo o el repunte económico, y los escándalos (espionaje, oleada ilegal de inmigrantes) no hacen sino perpetuar los problemas de percepción.

Y en unas elecciones que tradicionalmente son crueles con el partido en el poder, los republicanos lanzaron una campaña de ataques contra Obama y sus políticas como la controvertida reforma del sistema de salud, “Obamacare”.

Las encuestas de boca de urna mostraban un electoral desencantado: dos tercios estimaron que el país marcha en una dirección equivocada, y 79% desaprueba la labor del Congreso. Menos de un tercio se siente satisfecho con el gobierno de Obama, y una cifra similar con los líderes republicanos en el Capitolio, según CNN.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Milei en Davos: igualó a populistas, globalistas y progresistas con los nazis

El mandatario argentino puso en el mismo escalón también a "comunistas, fascistas, socialistas, socialdemócratas, nacional-socialistas, democristanos, keynesianos, neokeynesianos y nacionalistas".

A 100 días del ataque de Hamas: Israel puso fin a la “fase intensiva” de la guerra

Todas los fronteras israelíes con actividad bélica. Situación de los rehenes. Discusión en La Haya.

Argentina, en listado de “alerta de viaje” para ciudadanos israelíes

La medida del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) israelí, que se informó en un comunicado oficial del organismo, alcanza a casi toda Europa Occidental y Sudamérica, así como Australia, Rusia, África y Asia Central.

Medio Oriente: la utopía como ilusión

Sin un interés genuino por el bienestar del otro independientemente de su origen, es decir, sin una convivencia pacífica entre hermanos, la conciliación es casi imposible y la situación seguirá cronificándose.