Turismo en Egipto: Luxor busca renacer

Fecha:

Compartir

Haj Mahmud va cargado de colgantes azules de escarabajo, el famoso símbolo y amuleto egipcio, y los regala a los pocos visitantes que se acercan al Valle de las Reinas, en Luxor.

Enfundado en una gallabiya (bata) gris y con la cabeza cubierta por un turbante blanco, este anciano espera que los obsequios empujen a los visitantes a comprar algunos de los “souvenirs” de su tienda y, de paso, acaben con el mal de ojo que parece sufrir su decandente negocio.

Bajo el abrasador sol de mayo, el de Mahmud es uno de los pocos locales que continúan abriendo pese a la escasez de turistas. “Que dios nos ampare y la situación mejore pronto”, pide señalando al cielo. “Ojalá tras las elecciones todo comience a ser como antes”, añade en referencia a los comicios presidenciales de finales de mes.

La industria del turismo, antaño pilar de la economía egipcia, lleva años tambaleándose debido a la inestabilidad política de los últimos tiempos. Según los datos oficiales, en los primeros dos meses de 2014 la llegada de visitantes cayó en un 28 por ciento frente al año anterior, hasta situarse en los 1,3 millones.

La culpa de este descenso parecen tenerla los disturbios y bombardeos de los últimos meses. En Europa numerosos países han lanzado alertas de viaje para determinadas zonas de Egipto, entre ellas el Sinaí, donde tienen lugar la mayoría de ataques mortales. Gran parte de estas alertas fueron emitidas tras el atentado contra un autobús turístico en Taba, cerca de la frontera con Israel, que causó la muerte a tres surcoreanos y al conductor egipcio.

“Uno de los problemas es que, pese a no haber alertas para Luxor, es inevitable que cuando la gente ve una alerta en una zona del país, especialmente si se trata de personas mayores, se pongan nerviosos”, señaló James Moran, director de la delegación de la Unión Europea para Egipto, durante una visita reciente a Luxor.

“Por eso estamos hoy aquí, para de algún modo mostrar a la gente que en Luxor no hay problemas y animarlos a que vengan a visitar este fantástico lugar”, añadió.

El primer varapalo al turismo se produjo en 2011, durante las protestas contra el entonces presidente Hosni Mubarak. Los ingresos del sector cayeron un 30 por ciento frente a 2013. Y la situación empeoró con el aumento de la violencia después de que el Ejército derrocara en julio al presidente islamista Mohamed Mursi.

Ahora, en vísperas de las elecciones presidenciales del 26 y 27 de mayo, los bombardeos han regresado a Egipto, aunque Luxor no se está viendo afectado. Quienes defienden la candidatura del ex jefe del Ejército Abdel Fattah al Sissi -que lideró el derrocamiento de Mursi-, creen que éste acabará con la inestabilidad en el país.

Mansur, que trabaja con un carro tirado por caballos -un popular medio de transporte en Luxor-, también espera que tras los comicios lleguen los turistas. “Estoy cansado de este negocio. Mi familia está cansada, incluso los caballos están cansados. No hay suficiente comida para ellos”, lamenta señalando a los débiles equinos. “El presidente tiene que recuperar la seguridad, y tendremos más turistas”.

Según el recepcionista de un hotel, ni siquiera el accidente de un globo en 2013 en Luxor, que causó la muerte a 19 personas, afectó tanto al turismo como la inestabilidad en otras partes del país.

El ministro del ramo, Hesham Zaazu, señaló recientemente que el porcentaje de ocupación hotelera en Luxor es menor del esperado. “Se sitúa entre un 10 y un 12 por ciento, pero es mejor en otras partes de Egipto”, declaró.

Zaazu espera que la recuperación llegue en la temporada de otoño, que arrancará en septiembre, pues son fechas en las que normalmente aumenta el turismo a los destinos más soleados. “Esta es una ciudad segura, y su gente siempre se ha portado bien con los extranjeros, pues sabe que depende del turismo para ganarse la vida”, añadió.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

El maravilloso último paisaje del mundo que despidió al 2023

Localizado al oeste de las Islas Cook, al norte de la isla de Tonga, en pleno océano Pacífico, su capital y ciudad más poblada es Pago Pago, en la isla de Tutuila.

La paradisíaca isla que recibió 2024 antes que nadie

En el medio de la inmensidad del océano Pacífico, estos 642 kilómetros cuadrados tienen el privilegio de estrenar calendario cada 1º de enero.

Lugares para vacacionar: destinos imperdibles para el 2024

Cuando se trata de elegir lugares para vacacionar, las...

Día del Mate: los números de la “infusión nacional”

En 2022 los argentinos consumieron más 275 millones de kilos de yerba mate, presente en más de 90% de los hogares del país.