Bill Gates: Un apasionado de la informática convertido en leyenda

Fecha:

Compartir

Vuelve ahora a ocupar un puesto clave en Microsoft, la empresa que co-fundó en 1975 y que estuvo perdiendo terreno ante sus rivales.

Como un adolescente estudioso, comenzó en un garaje creando luego la mayor empresa de programas informáticos, convirtiéndose más tarde en uno de los hombres más ricos del mundo y uno de los filántropos más prominentes.

Bill Gates vuelve ahora a ocupar un puesto clave en Microsoft, la empresa que co-fundó en 1975 y que estuvo perdiendo terreno ante sus rivales en el nuevo panorama tecnológico.

En una reorganización anunciada el martes, Gates, de 58 años, asume un nuevo cargo: “asesor tecnológico” del consejo de administración, resignando el de presidente del cuerpo, mientras que Satya Nadella, de 46 años, asume la dirección general (CEO) de Microsoft en lugar de Steve Ballmer.

Esta es una nueva etapa para Gates, quien dejó el puesto de CEO en 2000 a manos de Ballmer, para dedicar más tiempo a sus actividades caritativas. En 2008 se apartó aún más de las operaciones diarias.

“Estoy encantado de que Satya me haya pedido que diera un paso adelante”, dijo Gates el martes sobre su nuevo puesto, agregando: “dedicaré un tercio de mi tiempo” a trabajar con Microsoft en el diseño de varios productos.

Nacido el 28 de octubre de 1955, William H. Gates creció en Seattle (Washington, noroeste) con dos hermanas.

Era un estudiante de 13 años cuando comenzó a programar computadoras. Se enamoró de las máquinas y los profesores incentivaron sus aptitudes para programar, cambiándole tiempo en la computadora por su colaboración.

Entre las anécdotas que se cuentan de Gates se dice que cuando trabajaba en las computadoras usaba la programación para estar en las clases, integradas en su mayoría por chicas.

Gates conoció a Ballmer cuando ambos estudiaban en la universidad de Harvard. Con la autorización de sus padres dejó los estudios luego de dos años para comenzar “Micro-soft” con su amigo de infancia Paul Allen.

Gates declaró que un chip fabricado por Intel lo convenció de que era el momento apropiado para iniciar una compañía de software.

El dúo obtuvo los derechos de programas informáticos, los modificó y rebautizó como Microsoft Disk Operating System (MS-DOS).

Una decisión clave de Gates fue centrarse en otorgar licencias de programas a fabricantes de computadoras, en numerosas “asociaciones” que resultaron en máquinas accesibles a gran número de usuarios.

Con el crecimiento del mercado de PC, Microsoft se convirtió no solamente en el mayor productor mundial de software sino en la empresa más grande por su valor bursátil. Su virtual monopolio lo llevó a un muy publicitado juicio, en el que el grupo logró evitar su desmembramiento ordenado por un juez pero debió aceptar años de control gubernamental sobre sus actividades.

Gates orientó luego su atención a combatir las enfermedades y otros males alrededor del mundo, junto con su esposa, en el marco de la Bill and Melinda Gates Foundation.

La fundación desembolsó más de 28.000 millones de dólares en diversos programas contra la malaria, ayuda a pequeños productores y becas de estudio, entre otros.

Pese a los problemas que enfrenta Microsoft en los últimos años, la fortuna de Gates no se vio afectada. Continúa siendo uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna estimada por la revista Forbes en 72.000 millones de dólares.

Gates contrajo matrimonio en 1994 con Melinda French, con quien tiene tres hijos.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

El ajuste llega a Spotify

La plataforma líder en reproducción de música y podcast planea despedir al 17 por ciento de sus empleados en todo el mundo para reducir costos.

Cómo hacen los bancos para verificar tu identidad

Explorá cómo los bancos utilizan avanzadas herramientas tecnológicas para verificar la identidad de sus usuarios y garantizar transacciones seguras.

Mark Zuckerberg lanzó su propio “Twitter”: “Hace trampa”, dice Elon Musk y amenaza con juicio

El creador de Facebook y dueño de Instagram saca "Threads", una nueva red social similar a la que maneja el dueño de Tesla y SpaceX.

¿Quién ganará la batalla, Elon Musk o los tuiteros?

El súpermillonario dueño de la red social le puso límite a las publicaciones que los usuarios pueden leer diariamente. Ante las quejas, aflojó el cepo.