Sochi, la ciudad más vigilada del mundo

Fecha:

Compartir

Es por temor a atentados. Los viajeros que llegan son registrados de pies a cabeza en el aeropuerto. Cerca de 17.000 periodistas de todo el mundo están acreditados para los Juegos, a los que van a asistir decenas de miles de extranjeros.

Con dos policías en cada esquina, al pie de las montañas rusas del Cáucaso, Sochi, que en una semana acoge los Juegos Olímpicos de invierno (del 7 al 23 de febrero), se ha convertido, sin lugar a dudas, en la ciudad más vigilada del mundo.

Los refuerzos policiales, que llegarán a 37.000 durante los Juegos, ya se hacen ver por la población de 350.00 habitantes a orillas del Mar Negro debido al miedo a posibles atentados.

El operativo se aceleró tras los dos ataques suicidas que mataron a 34 personas a finales de diciembre en Volgogrado, situada a 700 km de Sochi.

Los efectivos policiales se situaron en la ruta, de unos 50 km, que une las instalaciones olímpicas que están cerca del mar y el aeropuerto y las que están en las montañas, en Krasnaia Poliana, unidas por una carretera construida con motivo de los Juegos Olímpicos.

En el aeropuerto, una nueva estructura impresionante de cristal, los viajeros son registrados de los pies a la cabeza por la policía, primero a la entrada y después a la llegada, donde los controles son más severos, con la obligación de encender todos los aparatos electrónicos (smartphones, tabletas, ordenadores) delante de los policías.

“Son muy estrictos, pero es necesario que todo salga bien durante los Juegos”, afirma Igor Dmitrofanov, un habitante de Sochi.

Pasar con una cámara de fotos profesional puede entrañar dificultades incluso con la acreditación necesaria, como le ha ocurrido a un periodista de la AFP.

La situación se puede complicar en un segundo cuando un oficial de policía, que no habla inglés, no entiende que la acreditación del periodista le autoriza a “llevar una cámara”.

Finalmente, un policía más joven, que sí habla inglés, intercedió y explicó a su superior que el documento sí que le permite transportar la cámara, antes de decirle, discretamente, al periodista que su jefe no había comprendido que él era reportero.

Tras pasar una veintena de controles de seguridad en tres días, dos periodistas de AFP equipados con material de video (que originó constantes preguntas) encontraron solo dos oficiales que pudieran expresarse en inglés. La ayuda suele venir de los voluntarios olímpicos, si están por ahí, que actúan frecuentemente como traductores.

Cerca de 17.000 periodistas de todo el mundo están acreditados para los Juegos, a los que van a asistir decenas de miles de extranjeros.

La seguridad es una de las obsesiones de estos juegos, que se disputarán a pocos centenares de kilómetros de las pequeñas e inestables repúblicas del Cáucaso Norte y donde las tropas rusas se enfrentan a una rebelión islamista.

El líder de este movimiento, Doku Umarov (dado por muerto por las autoridades el pasado 17 de enero), prometió el pasado julio que se impediría la celebración de los juegos “por todos los medios posibles”, ya que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, pretende que sean un escaparate de todo el país.

Todo esto se repite en la montaña. El esquiador que solo esté de visita, debe someterse a controles exhaustivos en la estación solo para acceder a los telesillas de Krasnia Poliana. Los policías están desplegados al pie de todos los remontes.

En los trenes que dan servicio a las instalaciones olímpicas, tanto policías como miembros de servicio de seguridad de los ferrocarriles rusos hacen patrullas constantes.

En Sochi, las entradas a la ciudad están vigiladas por la policía, como si fueran puestos fronterizos. La entrada de autos extranjeros está prohibida hasta el fin de marzo, cuando acaben los Juegos Paraolímpicos (7-16 de marzo), salvo si se tiene la autorización correspondiente.

“Me han hecho controles muchas veces, hay policías por todas partes”, cuenta Dmitrifanov, que debe mostrar siempre el documento que certifica que su coche está matriculado enSochi, donde vive.

Tras la entrada en vigor de las medidas de seguridad extraordinarias el 7 de enero, una barrera de cuatro metros de alto rodea la estación de trenes en el centro de la ciudad. La entrada se hace por un edificio prefabricado en el que los viajeros son registrados a fondo.

“Personalmente no me molesta, me tranquiliza, es la mejor manera para que no pase nada” piensa Iulia Rouchopkina, de Sochi, que resume bien el pensamiento de muchos de los habitantes de la ciudad ante estas medidas sin precedentes.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Leonas y Leones ya conocen sus primeros rivales en su sueño olímpico

Los Juegos de París 2024 se disputarán entre el 26 de julio y el 11 de agosto.

Conocé los 64 ganadores de los Premios Olimpia a lo mejor del deporte

El capitán de la Selección de fútbol, Lionel Messi, y la atleta Belén Casetta compartieron la estatuilla de oro al más destacado del año.

Apuestas deportivas: 3 factores que influyen en la economía nacional

La llegada de las apuestas deportivas online a Argentina influye positivamente en la economía nacional a través de la recaudación de impuestos, la generación de nuevos puestos de trabajo y las oportunidades de marketing y publicidad.  

Juegos Panamericanos: retroceso argentino en el medallero

El podio lo ocuparon Estados Unidos, con 286 preseas (124 doradas), Brasil, con 205 (66 de oro), y México, con 142 (52 doradas).