Hollande en Malí: los terroristas islamistas “no fueron vencidos”

Fecha:

Compartir

El primer ministro galo fue recibido como un libertador por una multitud. Advirtió que Francia se quedará allí \”el tiempo que haga falta\”.

Por Hervé Asquin y Laurence Boutreux

BAMAKO (AFP).- El presidente francés François Hollande fue recibido este sábado como un liberador en Bamako y Tombuctú, aunque destacó que París no ha \”terminado su misión\” en Malí, donde los grupos \”terroristas\” aún no han sido vencidos, y anticipó que Francia permanecerá \”lo necesario\” en el convulsionado país africano.

El mandatario fue recibido por una muchedumbre enfervorizada a gritos de \”Papá François Hollande\” y \”Viva Francia\”, al son de los tam-tam, prohibidos por los islamistas durante los diez meses que ocuparon el norte de Malí.

Pero tres semanas después del inicio de la intervención militar francesa contra los grupos islamistas armados que controlaban el norte del país, el presidente se guardó de todo triunfalismo, destacando que Francia permanecerá en Malí \”el tiempo necesario\”.

\”El terrorismo ha sido repelido, ha sido expulsado, pero aún no fue vencido\”, declaró el mandatario, haciendo un repaso de la reconquista en menos de tres días de Gao y Tombuctú, dos de las tres principales ciudades del norte de Malí, gracias a una rápida intervención de las fuerzas especiales y la aviación.

\”Los grupos terroristas están debilitados, pero no han desaparecido\”, añadió Hollande, reafirmando que Francia seguirá en Malí \”el tiempo necesario\”.

No obstante recordó que las tropas francesas serán relevadas por una fuerza multinacional regional.

\”La retirada está inscrita, no hay ningún riesgo de empantanamiento, porque tenemos el apoyo de la población, porque los africanos están ahí, porque los europeos están presentes, porque tenemos una comunidad internacional que está de acuerdo al unísono\”, destacó el presidente francés.

Por la mañana, durante la visita a Tombuctú, el presidente denunció \”la barbarie\” de los islamistas radicales que ocuparon la ciudad.

\”Nosotras, las mujeres de Tombuctú, damos las gracias infinitamente a François Hollande. Ha cortado el árbol, ahora sólo queda arrancarlo de raíz\”, afirmó Fanta Diarra Touré, de 53 años, una exrecepcionista que llevaba un chal con los colores de la bandera francesa.

\”Francia paga su deuda\”. Hollande, acompañado por el presidente interino maliense Dioncounda Traoré, visitó en Tombuctú una histórica mezquita y el centro de la ciudad, donde se conservan preciosos manuscritos antiguos, algunos de ellos quemados por los islamistas.

Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI) y Ansar Dine (Defensores del Islam) ocuparon Tombuctú durante diez meses e instauraron un régimen represivo basándose en una interpretación rigurosa de la sharia (ley islámica), con amputaciones, latigazos para las parejas \”ilegítimas\” o para los fumadores.

Además de obligar a las mujeres a llevar un velo integral, prohibir las escuelas mixtas, el fútbol, los bailes y la música, los islamistas destruyeron mausoleos de santos musulmanes, adorados por la población local, al considerar esta veneración como \”idolatría\”.

El presidente francés llegó acompañado de tres de sus ministros –Laurent Fabius (Relaciones Exteriores), Jean-Yves Le Drian (Defensa) y Pascal Canfin (Desarrollo)– y de la directora general de la UNESCO, Irina Bokova. A mediodía se desplazó a la capital Bamako.

A los elogios del presidente interino maliense, Hollande respondió que Francia \”paga ahora su deuda\” respecto a Malí. Soldados de esa excolonia y de otros países africanos combatieron con uniforme francés en las dos guerras mundiales, en Indochina y en Argelia.

El presidente maliense prometió que no habrá \”represalias\” tras la reconquista del norte del país. También prometió una \”reconciliación nacional\” en el marco de un diálogo interno \”abierto a todas las sensibilidades\”, y repitió su deseo de organizar elecciones generales antes del 31 de julio.

La intervención francesa empezó el 11 de enero, cuando los islamistas que ocupaban el norte de Malí desde marzo de 2012 empezaron a avanzar hacia el sur. Las fuerzas malienses y francesas retomaron el fin de semana pasado, sin oposición, varias localidades del norte que estaban en manos de los islamistas, entre ellas Gao y Tombuctú.

La situación es más complicada en Kidal, a 1.500 km al noreste de Bamako, una localidad controlada durante mucho tiempo por Ansar Dine, y que pasó antes de la llegada de los soldados franceses bajo el control del Movimiento Islámico del Azawad (MIA, disidente de Ansar Dine) y del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA, rebelión tuareg).

Kidal es el último refugio de los combatientes islamistas expulsados del norte de Malí.

Según París, Kidal y su región son la zona en que probablemente se encuentran siete rehenes franceses. Hollande llamó este sábado a los captores a liberarlos, y afirmó que las fuerzas francesas en Malí estaban ahora \”muy cerca\”.

 

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Milei en Davos: igualó a populistas, globalistas y progresistas con los nazis

El mandatario argentino puso en el mismo escalón también a "comunistas, fascistas, socialistas, socialdemócratas, nacional-socialistas, democristanos, keynesianos, neokeynesianos y nacionalistas".

A 100 días del ataque de Hamas: Israel puso fin a la “fase intensiva” de la guerra

Todas los fronteras israelíes con actividad bélica. Situación de los rehenes. Discusión en La Haya.

Argentina, en listado de “alerta de viaje” para ciudadanos israelíes

La medida del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) israelí, que se informó en un comunicado oficial del organismo, alcanza a casi toda Europa Occidental y Sudamérica, así como Australia, Rusia, África y Asia Central.

Medio Oriente: la utopía como ilusión

Sin un interés genuino por el bienestar del otro independientemente de su origen, es decir, sin una convivencia pacífica entre hermanos, la conciliación es casi imposible y la situación seguirá cronificándose.