Economía mundial va hacia una recesión similar a la del 2000 o incluso peor

Fecha:

Compartir

Previo a la burbuja de las “puntocom” cualquier empresa de ese sector parecía tener éxito casi de inmediato. Ahora sucede lo mismo con las “cripto” y “DeFi”, explican los expertos.

La caída del mercado de valores este año ha traído a la memoria de muchos de los inversores más experimentados de Wall Street la recesión ocasionada por el desplome de las “puntocom” a inicios de la década del 2000, según recuerda un informe de Fortune.

Desde principios de año, el índice S&P 500 ha bajado 19%, y el Nasdaq 100 ha perdido más del 28%, lo que se conoce como un mercado bajista, término utilizado por Wall Street cuando un índice ha caído 20% o más desde un máximo reciente, acompañado por un sentimiento negativo de los inversores y perspectivas económicas decrecientes.

Recordando el estallido de las empresas de internet, que eliminó a una gran cantidad de compañías tecnológicas que habían dominado en los años 90 —el Nasdaq 100 se hundió 78% entre marzo de 2000 y octubre de 2002—, los expertos aseguran que podríamos estar a la mitad de una tendencia de declive sorprendentemente similar en un mercado que no existía hace un par de décadas: las criptomonedas.

El criptomercado ha perdido aproximadamente un billón de dólares en valor en lo que va del año en una de las peores liquidaciones en la historia del mercado reciente.

Esta caída dramática en los activos de riesgo hizo que algunos de los inversores más destacados adujeran que estamos reviviendo el estallido de la burbuja de las “puntocom”.

George Ball, presidente de Sanders Morris Harris, una firma de inversión con sede en Houston, comentó a Fortune que “hay una similitud muy fuerte entre la caída de las puntocom y el mercado bajista que estamos experimentando hoy”.

Destacó también que las inversiones en el mercado muestran que no ha cambiado mucho durante las dos últimas décadas. “Habría pensado que los inversores, en general, profesionales o minoristas, habrían aprendido la lección en 2000. Y, sin embargo, sucedió algo inquietantemente similar”, remarcó.

Según Ball, los inversores, tanto en la era de las “puntocom” como en la actualidad, han estado dispuestos a pagar por participación de mercado y las posibles ganancias futuras incluso en modelos comerciales que aún tienen que demostrar que son capaces de generar dividendos.

“En la era de las puntocom, y en el actual período de alza y declive del mercado este año, había una creencia ferviente, en gran medida insensata, de que un subconjunto de inversiones subiría de precio para siempre”, explicó. “El razonamiento, si lo hubo, no se basaba en métricas, no tenía una base real en la lógica, y se basaba en una tasa de crecimiento muy alta que continuaba más allá de cualquier expectativa razonable de los límites de escala”, agregó.

Acciones de tecnológicas y criptomonedas. En el período previo a la burbuja de las “puntocom,” cualquier empresa que incluyera “.com” en su nombre parecía tener éxito casi de inmediato, y recientemente ha sucedido lo mismo con los términos “cripto” y “DeFi” (finanzas descentralizadas), advierten los expertos.

Según Ball, los inversores han acudido en masa a estas nuevas finanzas tecnológicas. “Algo está creciendo muy rápidamente; siempre crecerá a un ritmo muy rápido. La teoría de los grandes tontos se impone, entonces, la gente aprovecha el efecto y luego, en el límite, el crecimiento no se puede mantener, el apalancamiento queda expuesto, y se produce la caída”, explicó.

“Eso es sin duda cierto actualmente con las acciones tecnológicas, ha sido cierto con las cripto, como se sabe, y fue particularmente evidenciado por las caídas de precios en las SPACs [Empresas de Adquisición con Propósito Especial]”.

Estas similitudes preocupan a Ball, que considera que, incluso después del reciente colapso de las acciones de las empresas tecnológicas, los inversores podrían sufrir más.

“La gente no quiere admitirlo pero la psicología tiene un gran impacto en los precios de las acciones, mucho más que la economía, mucho más que las ganancias. Es psicología, y la psicología se ha vuelto negativa”, advirtió.

El especialista agregó que espera que el Nasdaq “muy posiblemente” caiga por debajo de los 10.000 puntos este año, o aproximadamente 12% desde el cierre del viernes, pero “nadie sabe dónde será el fondo de las tecnológicas”.

“Sería mucho más propenso a comprar acciones tecnológicas cuando comiencen a subir nuevamente en lugar de tratar de averiguar qué tan bajo van a caer, o atrapar el cuchillo que cae”, indicó Ball.

Por otro lado, en una entrevista con CNBC, el famoso inversionista británico Jeremy Grantham, cofundador de la gestora de activos GMO y conocido por detectar burbujas financieras antes de que se manifiesten, destacó importantes diferencias entre la burbuja de las “puntocom” de 2000 y la caída de las acciones tecnológicas de hoy, cuyo resultado para la economía podría ser aún peor.

“Lo que me temo es que hay un par de diferencias con el 2000 que son más serias. Una de ellas es que en 2000 el gran daño lo recibieron las acciones estadounidenses, los bonos eran geniales, los rendimientos fueron excelentes, la vivienda era barata y las materias primas se comportaron bien”, enumeró Grantham, por lo que aquella época “fue un paraíso” en comparación con la actualidad.

El inversionista también resaltó que recientemente el mercado de bonos alcanzó los “mínimos más bajos en 6.000 años de historia”. Además, los precios de la energía, los metales y los alimentos se están disparando, y el mercado inmobiliario muestra signos de enfriamiento, “así que realmente tenemos problemas con todos los activos, y esto históricamente ha resultado ser muy peligroso”, subrayó.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Tras un año de Lula, Brasil vuelve al top ten de las mayores economías mundiales

El podio del ranking elaborado por el FMI está integrado por Estados Unidos, China y Alemania. Cuáles son los mejores 20 países.

Qué es el BRICS y qué significa la decisión libertaria del “retiro” argentino

La designada canciller del gobierno de Milei, Diana Mondino, adelantó que se anulará el proceso ya iniciado para que la Argentina se sume al bloque económico.

CEPAL: en un contexto regional malo, Argentina tendrá dos años de recesión

El conjunto de los países de América Latina y el Caribe crecerán este año 1,7%, en promedio, y para el 2024 se proyecta una leve desaceleración a 1,5%.

Qué es el BRICS y qué significa el ingreso de Argentina

Junto a Arabia Saudita, Egipto, Etiopía, Emiratos Árabes Unidos e Irán, el país se suma al bloque de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.