Economista cercano a Cristina Kirchner echó más leña al fuego en la interna con Guzmán

Fecha:

Compartir

En la semana que pasó el ministro de Economía recibió munición gruesa del cristinismo por el tema tarifas. Alberto F. lo rescató y se lo llevó a la gira europea.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, tuvo su peor semana como tal desde que asumió el 10 de diciembre de 2019. Nunca antes el economista había quedado en el ojo de la tormenta como ahora, con más críticas desde la interna misma del Frente de Todos que de la oposición.

No se sabe con certeza si Guzmán anunció en los medios que había echado al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, por no alinearse a su política de tarifas porque había recibido la aprobación del presidente Alberto Fernández o si eligió autoinmolarse porque veía que ya no tenía mucho margen con la vicepresidenta. O las dos cosas.

Desde el kirchnerismo sostienen que Guzmán es más ortodoxo de lo que quisieran, o más ortodoxo de lo que la realidad pandémica reclama.

Pero una reciente charla con Hernán Letcher, un economista cercano a la vicepresidenta que en algún momento sonó incluso como posible funcionario del Gobierno podría, podría arrojar luz sobre qué banca CFK y por qué le bajó el pulgar al titular del Palacio de Hacienda, que no consiguió eyectar a Basualdo pero tampoco se irá antes de terminar de cerrar el acuerdo con el FMI. Lo que está claro es que el kirchnerismo ya no lo considera propio, si alguna vez lo fue, aunque fuera en parte. 

Letcher plantea claras diferencias con el ministro, y se sumó a la lista de posibles reemplazantes, entre los que aparece el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

Su negociación con el Fondo es un tema que los distancia. Pero, más interesante aún, dice que lo esencial que debe buscar la conducción económica es que este año los salarios le ganen a la inflación. Algo que, hasta el momento, parece bastante complicado.

A continuación, una síntesis del diálogo de iProfesional.

– Martín Guzmán quedó bajo presión de una porción de la coalición gobernante para incrementar la ayuda estatal. ¿Cree que a la gestión del ministro le falta audacia? ¿Que está volcada a la ortodoxia? 

– Creo que la situación de la economía argentina requiere indefectiblemente que los salarios le ganen a la inflación. Para ser más justo, que los ingresos de asalariados en general (activos, pasivos, desocupados) queden por encima de la variación de precios. Es decir, las políticas económicas deben resolver esta cuestión. No sólo porque eso implica que la gente pueda vivir mejor (los ingresos populares se encuentran al menos 20% por debajo del promedio de 2015) sino porque es el único mecanismo que permitirá que la reactivación pospandemia no quede en pocas manos. 

– Guzmán, claramente, quiere achicar el rojo fiscal en medio de las negociaciones con el FMI. Él dijo que si no lo hace, si aumentan los subsidios, por ejemplo, eso puede detonar la brecha cambiaria nuevamente. ¿Cuál es el margen que tiene ir en el sentido contrario sin que eso termine empujando la cotización del dólar o recalentando la inflación? 

– Me parece que no se puede limitar el crecimiento o la recuperación de los ingresos porque determinados sectores son demasiado afectos al dólar. 

– ¿Qué medidas debería tomar, sí o sí, el Gobierno para atender esta segunda ola de contagios?

– En primer lugar, garantizar que en buena medida la actividad económica se mantenga. Es decir, a diferencia de abril de 2020, hoy la mayoría de las actividades funciona incluso en niveles superiores a prepandemia. Claro, algunas como turismo, gastronomía o transporte no pueden hacerlo al ciento por ciento. Pero el hecho de lograr que buena parte de la vida económica se mantenga activa es el primer logro. En segundo lugar, se han hecho anuncios vinculados a transferencias a sectores más desprotegidos. Creo que es central, dada la situación social que vive nuestro país, profundizada por el efecto regresivo del COVID en materia de ingresos. Y para aquellas actividades que no pueden funcionar al ciento por ciento, atenderlas de manera específica. 

– La inflación de los alimentos es un problema constante en la Argentina, agravada por la pandemia. El gobierno viene tomando medidas, pero claramente no alcanzan. ¿Qué se podría hacer? ¿Más retenciones a las exportaciones de carne? ¿Cupos a las exportaciones? ¿Incrementar los controles de precios?

– Soy partidario de las regulaciones. Alguno puede llamarme prehistórico, pero creo en los controles territoriales. Además, me parece que hay que darles mucha publicidad a las medidas de control de precios. El abordaje de la cadena de producción y comercialización, discutiendo márgenes de rentabilidad, está perfecto. Tiene que alcanzar a todas las actividades. Y hay que limitar las avivadas. Porque nadie puede decir que remarcan por aumento de costos: ni salarios, ni tarifas, ni tipo de cambio se han movido por encima de los precios. 

– ¿Un acuerdo con el FMI aliviaría todo este escenario? ¿Mejoraría las expectativas?

– Me parece que la Argentina no puede hacer un acuerdo que luego deba revisar en algunos años. Eso no mejoraría las expectativas. No podemos pagar los vencimientos tal como están previstos hoy, pero tampoco se puede pagar en un acuerdo a 10 años.  Es dejar abierta la puerta a una futura renegociación. Básicamente porque tampoco tendremos los dólares suficientes en ese periodo y porque, además, los vencimientos coincidirían con los de los acreedores privados. Y hay un agravante: el FMI quizás no te pida hoy reformas estructurales, pero lo hará eventualmente en dicha renegociación. El único sendero de pago previsible es un acuerdo a no menos de 20 años.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Cuáles son los principales puntos de la “ley ómnibus” que Milei envió al Congreso

El proyecto del Presidente propone reformas en materia económicas, financieras, fiscales, previsionales, de seguridad, defensa, y tarifaria, entre otras.

Milei desafía al Congreso: los trata de coimeros y si no aprueban el DNU llamará a un plebiscito

El Presidente exhortó a los legisladores que expliquen por qué se "oponen a algo que beneficia a la gente" y advirtió que "no tienen conciencia de la gravedad de la situación".

Decreto de Milei: primera marcha de la CGT contra el Gobierno

La movilización es frente a los Tribunales, para judicializar el DNU por su "inconstitucionaldad".

Primera marcha piquetera contra Milei: debutó el “protocolo antipiquetes” con incidentes menores

Cuando las columnas que caminaban por la vereda bajaron a las calles, hubo violentos choques. No hubo tránsito en las cercanías de Plaza de Mayo.