Guzmán: “Necesitamos restaurar un mercado para que se pueda ahorrar en pesos”

Fecha:

Compartir

El ministro de Economía dijo que si no se llega a un acuerdo con los bonistas, “tenemos por delante modificar el programa con el FMI”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, declaró que, si se cierra la reestructuración de manera completa con los bonistas, que tienen hasta el próximo viernes 8 para responder a la propuesta del Gobierno argentino, “se sentarán condiciones más favorables para que, una vez pasado el Coronavirus, la economía se encauce en un sendero de recuperación sostenible”.

En caso contrario, anticipó que Argentina “buscará continuar en un proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda. Tenemos por delante modificar el programa con el FMI, siempre basado en las premisas de nuestro plan macroeconómico.

En una extensa entrevista con el diario Clarín publicada hoy, Guzmán fue consultado sobre si no le teme a un “default”. “Queremos reestructurar a la deuda de forma ordenada”, replicó.

– Este viernes es el límite de los bonistas para responder a la oferta que les hizo, ¿cómo imagina el día después del 8 de mayo?

-Depende del resultado. Si se cierra la reestructuración de manera completa se sentarán condiciones más favorables para que, una vez pasado el Coronavirus, la economía se encauce en un sendero de recuperación sostenible. En caso que no, Argentina buscará continuar en un proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda. Tenemos por delante modificar el programa con el FMI, siempre basado en las premisas de nuestro plan macroeconómico.

-¿No le tiene miedo a un default?

-Queremos reestructurar a la deuda de forma ordenada

-Pero la respuesta del acreedor parece ir en otro sentido

-Hay variedad de acreedores. Hay un conjunto que manifestó apoyo, en particular inversores locales que ya nos han contactado. Hay otros con los que seguimos en diálogo y buscamos que acompañen. Seguimos trabajando pero esto requiere la cooperación de los acreedores.

“Cooperar significa llegar a un resultado que el país pueda sostener en el tiempo. Esta oferta es una promesa que se pueda cumplir y por lo tanto es de buena fe”.

-¿Qué significa cooperación, firmar lo que la Argentina ofrece o buscar una diagonal?

-Cooperar significa llegar a un resultado que el país pueda sostener en el tiempo. Esta oferta es una promesa que se pueda cumplir y por lo tanto es de buena fe.

-¿Qué pasará con los bonos Global que se tendrían que haber pagado la semana pasada? ¿se pagarán?

-…. (Hace silencio durante diez segundos).

-Esta semana hay un vencimiento con el Club de París, ¿qué pasará?

-Argentina tampoco tiene capacidad de pago sobre la deuda del Club de París. Ya se informó por carta y se busca renegociar.

-¿Qué condiciones pidió Argentina?

-No se han hecho públicas.

“Argentina necesita restaurar la consistencia macroeconómica y junto a ello desarrollar instrumentos de ahorro para que se pueda ahorrar e invertir en pesos”

– ¿Conversó con los acreedores privados por la oferta del canje estos días?

-Sí. Estamos en un proceso de road show bilaterales con acreedores.

-¿Y con los comités?

-No, sólo reuniones uno a uno con acreedores. No comités.

“Esto no es una historia de buenos y malos. Argentina tiene voluntad de pago, lo que no hay es capacidad de pago. El inversor que le prestó a la Argentina al 7% tomó un riesgo”

-¿Hay espacio para mejorar la oferta y al mismo tiempo cumplir el techo que fijó el FMI: los servicios de la deuda después de 2024 no pueden superar los 3 puntos del PBI?

-La oferta se alinea a lo que dijo el FMI

-Hay análisis que sugieran que sí hay margen para mejorar la oferta y cumplir lo que dice el FMI, ¿usted qué piensa?

-Si es así, deberían demostrarlo los bonistas. Hemos hecho público nuestro análisis de sostenibilidad de la deuda y está alineado con el del Fondo Monetario.

-¿Las posiciones entre el país y los bonistas están más cerca que hace dos semanas, cuando presentaron la oferta?

-Notamos en esta semana un entendimiento creciente y, como digo, hubo casos concretos de acompañamiento de la oferta. Consideramos que el proceso en estos días ha sido positivo, que todavía falta y que continuará el diálogo.

-Cerró la oferta. Y el 9 de mayo llama alguien diciendo ‘Yo no entré pero me gustaría hacerlo ahora’, ¿cómo se le responde a eso?, ¿la oferta queda abierta?

“Habrá una parte de los pesos que se emiten hoy que necesitará esterilizarse cuando la economía salga del Coronavirus. De ahí que será importante el mercado de deuda en pesos porque habrá una parte que será necesaria ser esterilizada”.

-La oferta cierra el 8. Y lo mejor para ambas partes es que esto se cierre ese día. Si no hay arreglo el 8 la Argentina va a seguir trabajando el tiempo necesario para restaurar la sostenibilidad de la deuda.

-Si hay default, ¿por qué se esperó cuatro meses y se pagó deuda en el medio? ¿no fue una pérdida de tiempo y dinero?

-En estos cuatro meses transcurrió un proceso, una legitimación internacional de lo que Argentina ha hecho, del FMI y de los países del G7 y del G20. El reconocimiento mundial sienta una posición diferente para este momento y el que sigue.

-¿Mejorar la oferta para evitar el default, no haría menos duro el camino a la recuperación de la economía?

-Buscamos resolver una situación de virtual default con responsabilidad y para ello el acuerdo debe ser sostenible en el tiempo. De poco serviría hacer una oferta sobre la base de algo que no se puede cumplir, eso sería patear la pelota para adelante. Poco tiempo después Argentina necesitaría volver a encarar el mismo proceso de reestructuración y en el transcurso habría un marco de incertidumbre. La evidencia es abrumadora: los países que proponen algo sobre la base de metas que no se pueden cumplir empeoran

-¿Eso no es buscar la máxima ventaja ahora y comprometiendo la recuperación futura?

-Argentina busca generar condiciones para la recuperación futura, no sacar ventajas.

-Se señaló a los bonistas como los malos de la película, ¿qué culpa tiene un inversor que le prestó a la Argentina al 6% y 7%?

-Esto no es una historia de buenos y malos. Argentina tiene voluntad de pago, lo que no hay es capacidad de pago. El inversor que le prestó a la Argentina al 7% tomó un riesgo. Invirtió en un modelo de país, fue compensado por ese riesgo cuando en el mundo las tasas eran cercana a cero y Argentina pagaba un retorno promedio del 7%. En Argentina pasó que el modelo que muchos pensaban sería virtuoso colapsó, la actividad económica cayó fuertemente. Argentina necesitaba generar dólares para hacer frente a ese endeudamiento tan grande y no los generó, o sea, el riesgo se materializó. Nosotros hoy no le pedimos a los bonistas que pierdan sino que ganen menos y ofrecemos una tasa promedio de retorno alineada con la de otros países.

“Buscamos resolver una situación de virtual default con responsabilidad y para ello el acuerdo debe ser sostenible en el tiempo. De poco serviría hacer una oferta sobre la base de algo que no se puede cumplir”

-¿La quita de capital no es pasarse de rosca y demostrar que no hay voluntad de pago?

-La quita de capital es muy menor y eso tiene que ver con nuestro entendimiento de las preferencias manifestadas con los acreedores en cuanto a la combinación de reducción de intereses y de capital.

-¿Le preocupa la brecha del dólar?

-Hay que mirar la brecha, seguirla de cerca, como todos los precios relativos de la economía. Nosotros apuntamos a cambiar las condiciones monetarias y financieras para permitir que la economía argentina tenga instrumentos seguros. Ponemos énfasis en el desarrollo del mercado de deuda en pesos. Que el Gobierno se pueda endeudar en pesos. Luego del Coronavirus habrá posibilidades de crecer sin necesidad de aumentar los ahorros, en algún momento Argentina necesitará contar con una mayor capacidad de ahorro en pesos.

-¿No es contradictorio hablar de desarrollo del mercado local de deuda y haber reperfilado instrumentos en pesos que emitió?

-Este gobierno no reperfiló ningún instrumento que emitió y no es el plan. Hay un respeto y compromiso fuerte con el desarrollo del mercado de deuda pública en pesos.

“Apuntamos a cambiar las condiciones monetarias y financieras para permitir que la economía argentina tenga instrumentos seguros. Ponemos énfasis en el desarrollo del mercado de deuda en pesos”.

-¿El desarrollo del mercado de pesos no llega después de eliminar el déficit fiscal y corregir otros desequilibrios? La gente ahorra en dólares no por manía

-Argentina padece ese problema. Cuando la economía crece, crece la demanda y las importaciones. Lo que ocurre es que no acompaña el crecimiento de las exportaciones, el país pierde reservas y sucede una devaluación que genera falta de confianza en el peso.

-¿Por qué esta vez será distinto?

-Tiene que ser todo junto. Argentina necesita restaurar la consistencia macroeconómica y junto a ello desarrollar instrumentos de ahorro para que se pueda ahorrar e invertir en pesos. Pero el desafío es hacer todo al mismo tiempo, no de a partes. Obviamente reestructurar la deuda en dólares es condición necesaria para lograr consistencia macroeconómica.

-Si el objetivo es que el Estado se financie en pesos y los privados también, ¿hay pesos para todos o hay riesgo que el sector privado se quede sin financiamiento?

-El proceso llevará recorrer un camino. Tiene que haber esfuerzos persistentes para recuperar la moneda. En medio del Coronavirus y una crisis macroeconómica profunda, la demanda de crédito en pesos por parte del sector privado se queda debilitada. Cuando la pandemia se termine, habrá posibilidad de crecer sin necesidad de aumentar el ahorro y crédito interno.

-¿Le duele que se hable de un gobierno de infectólogos y esté ausente el rol de los economistas?

-Hablo con los ministros de Economía de muchos países y no es la visión que transmiten en absoluto de la Argentina. Veo un respeto fuerte por el camino que Argentina ha seguido. Se logró atacar el problema bien rápido, de manera valiente y decisiva sobre los problemas que se generan en la actividad económica, con un conjunto de medidas como el IFE, la extensión de la AUH, del seguro desempleo, el programa de asistencia al trabajo y a la producción. Esto último es clave porque tenemos que proteger el saber hacer de las empresas que serán muy importante para la recuperación.

-¿Argentina tiene soporte para financiar una cuarentena dura? Perú y Chile anunciaron paquetes que son el doble del nuestro

-Hay que tener cuidado con las comparaciones. Esos países anunciaron paquetes por un período de tiempo más largo y a nosotros nos llegó la pandemia en medio de una crisis macroeconómica con lo cual es importante mantener cierta flexibilidad. Anunciamos medidas por períodos de tiempo más cortos y las vamos adaptando, justamente por el hecho de que enfrentamos restricciones más duras desde el punto de vista del financiamiento que enfrentan otros países.

-Dado que las empresas y los gremios hablan de bajas en los sueldos y la recaudación del sector público se cae, ¿no está sobre la mesa la baja de sueldos públicos para compensar el déficit fiscal?

-En la mesa están todas las opciones para que Argentina tenga un camino consistente en el futuro. Cada anuncio se evalúa con mucho cuidado y se lo hace cuando corresponde. Este tema no es algo que vaya estar discutiendo en esta entrevista.

“En los primeros meses vimos una caída importante en los niveles de inflación. En abril también será así”

-¿Pero evalúan que con la cuarentena se le pone una carga al salario del trabajador privado más pesada que al trabajador público?

-Por supuesto. Se han tomado medidas pero seguimos muy cerca ese tema y la relación entre los privados

– ¿Por qué la economía real profundizó su recesión antes del coronavirus según mostró el Indec esta semana con el dato de febrero? ¿Es por el frente abierto de la deuda?

– Es lógico en una situación de tanta incertidumbre macroeconómica como la argentina. Por eso es tan importante recuperar la consistencia y los equilibrios a los que apunta este plan.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Toda documentación oficial nacional deberá llevar un membrete en “Defensa de la Vida, la Libertad y la Propiedad”

Así fue declarado el año 2024 por un decreto firmado por el presidente Javier Milei y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

La Corte ya está en condiciones de decidir quien tiene razón por el DNU: Milei o la CGT

La justicia laboral habilitó la vía para que el Gobierno acceda al máximo tribunal con el recurso extraordinario que presentó contra la medida cautelar conseguida por la central obrera, que suspendió de manera provisoria el capítulo laboral del decreto desregulador.

Milei en Davos: igualó a populistas, globalistas y progresistas con los nazis

El mandatario argentino puso en el mismo escalón también a "comunistas, fascistas, socialistas, socialdemócratas, nacional-socialistas, democristanos, keynesianos, neokeynesianos y nacionalistas".

Milei en Davos: “Muy buena reunión” con la titular del FMI

Kristalina Georgieva reveló que durante el encuentro ambos hablaron "sobre los profundos desafíos económicos y sociales de la Argentina".