Forbes advierte cuál es el “talón de Aquiles” de EEUU si hay una guerra en Eurasia

Fecha:

Compartir

Los enemigos de Washington están bien enterados de esta deficiencia, según advierte el analista Loren Thompson.

Durante gran parte de la historia de Estados Unidos, los vastos océanos que separan a América de Europa y Asia protegieron a la nación contra los ataques de enemigos extranjeros. Hoy esos océanos representan tanto una ventaja como un obstáculo para las Fuerzas Armadas de la primera potencia militar del planeta, tanto como un enorme desafío logístico y la causa potencial de una derrota en un eventual enfrentamiento bélico.

Esto afirma el analista militar Loren Thompson en un artículo publicado por la revista Forbes en el que señala además que, a diferencia de sus enemigos, EEUU normalmente lleva adelante guerras lejos de su tierra  siempre con el peso logístico de transportar todo lo que necesitan los militares a miles de kilómetros. Aunque las tropas pueden trasladarse por aire, los vehículos, suministros y armas son demasiado pesados para transportarse expeditivamente en aviones.

Por eso, el 90 por ciento de lo que las fuerzas armadas necesitan para “triunfar en una guerra en Eurasia” debe llegar por mar.

La Armada estadounidense cuenta con decenas de buques de apoyo logístico, pero Thompson señala que esa flota es anticuada y solo el 40 or ciento de los transportes está listo para cumplir completamente las tareas y desatracar a cinco días de un potencial aviso.

Los más útiles de estos buques son 65 Ro-Ro que transportan cargamentos rodantes y permiten embarcar conduciendo directamente tanques y otros vehículos, así como artillería y baterías de misiles, sin necesitar desarmarlos antes de cargarlos a bordo.

No obstante, Thompson sostiene que algunos de estos son tan obsoletos  que es difícil encontrar marineros calificados para operar los sistemas de propulsión a vapor.

Medidas insuficientes. El mando de transporte militar de la Armada de EEUU ha tratado de mitigar los riesgos desplegando quince Ro-Ro cargados con equipos y suministros cerca de las potenciales zonas de conflicto.

La Armada también puede contar con buques comerciales para los suministros, pero la carga principal recae sobre la anticuada flota logística básica que “privará a los militares de suministros adecuados a menos de que comience pronto una recapitalización”.

“La ausencia de suministros militares marítimos podría impedir que la fuerza terrestre más capaz del mundo lance ataques a tiempo como para tener éxito o logre mantener una defensa eficaz durante un tiempo sin recurrir a armas nucleares. Dicho sin rodeos, EEUU podría perder una guerra en Eurasia debido a la ausencia de suministros a su debido tiempo”, recalcó el analista.

Thompson asegura que los “enemigos de EEUU” están bien enterados sobre las deficiencias de su flota logística al citar un artículo del sitio web ruso Sputnik.

“Lo peor es que los rusos han impulsado recientemente ejercicios de sumergibles en el Atlántico, lo que supone que en un conflicto entre Oriente y Occidente, no todos los buques logísticos militares lograrán alcanzar los puertos de destino”, concluyó. 

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Milei en Davos: igualó a populistas, globalistas y progresistas con los nazis

El mandatario argentino puso en el mismo escalón también a "comunistas, fascistas, socialistas, socialdemócratas, nacional-socialistas, democristanos, keynesianos, neokeynesianos y nacionalistas".

A 100 días del ataque de Hamas: Israel puso fin a la “fase intensiva” de la guerra

Todas los fronteras israelíes con actividad bélica. Situación de los rehenes. Discusión en La Haya.

Argentina, en listado de “alerta de viaje” para ciudadanos israelíes

La medida del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) israelí, que se informó en un comunicado oficial del organismo, alcanza a casi toda Europa Occidental y Sudamérica, así como Australia, Rusia, África y Asia Central.

Medio Oriente: la utopía como ilusión

Sin un interés genuino por el bienestar del otro independientemente de su origen, es decir, sin una convivencia pacífica entre hermanos, la conciliación es casi imposible y la situación seguirá cronificándose.