La tragedia de un príncipe

Fecha:

Compartir

El cuñado de Máxima Zorreguieta quedó atrapado bajo una avalancha de nieve durante veinte minutos y podría no recuperar el conocimiento. Renunció a su derecho al trono porque el gobierno holandés no autorizó que se casara con una mujer que había tenido una relación con un narco.

De la Redacción

Los veinte minutos que estuvo sepultado bajo la nieve podrían ser fatales para el príncipe holandés Juan Friso de Orange. El cuñado de la argentina Máxima Zorreguieta, de 43 años, sufrió el accidente el pasado 17 de febrero mientras esquiaba en la provincia austríaca de Vorarlberg, y es posible que nunca recupere el conocimiento.

Desde entonces, la Familia Real holandesa no se separa del príncipe, que está internado en el hospital universitario de Innsbruck, aunque las noticias son cada vez peores.

“No se puede hoy afirmar con certeza si el príncipe Friso recuperará un día el conocimiento”, admitió Wolfgang Koller, responsable de la unidad de cuidados traumatológicos del hospital. El médico reveló que sufrió “daños cerebrales graves” y advirtió que “pase lo que pase, la reeducación neurológica tardará meses, incluso años”.

Koller admitió que el equipo médico tenía “la esperanza de que las bajas temperaturas hubieran protegido hasta cierto punto el cerebro” pero dijo que “esta esperanza no se ha cumplido”.

Es que los médicos que lo asisten debieron esperar varios días para poder hacerle una tomografía sin poner en peligro la vida del príncipe, considerado el rebelde de la familia.

Según los testigos del accidente, el segundo hijo de la reina Beatriz y hermano menor del príncipe heredero Guillermo Alejandro estuvo casi veinte minutos sepultado bajo la nieve debido a la avalancha y luego debió ser reanimado durante 50 minutos por los socorristas.

Koller afirmó en ese sentido que “50 minutos de reanimación es un tiempo muy, muy largo, se podría decir que demasiado largo”.

Cuando lo rescataron, su temperatura corporal era de sólo 32 grados y en la Unidad de Cuidados Intensivos comenzaron a elevarla de a poco hasta los 37 grados.

Ludwig Muxel, el alcalde de la ciudad de Lech, donde ocurrió el accidente, el príncipe esquiaba en compañía de un amigo en una pista que no estaba señalada, en momentos en que el nivel de alerta por avalanchas era de cuatro en una escala que llega hasta cinco.

La familia real holandesa es una asidua concurrente a esa pequeña localidad de un millar de habitantes, ubicada al oeste de Austria. Incluso el propio Friso fue llevado por primera vez por sus padres, Claus y Beatriz, cuando tenía menos de un año.

Todo por amor. Juan Friso Bernardo Christian David de Orange Nassau nació el 25 de septiembre de 1968 y siempre fue muy unido a sus padres, en especial al fallecido príncipe Claus von Amsberg.

Junto a sus padres y sus hermanos Guillermo Alejandro y Constantino vivieron en el castillo de Drakenstein hasta 1980, cuando su abuela –la entonces reina Juliana- abdicó el trono en favor de su hija Beatriz. Entonces la familia en pleno se trasladó al palacio Huis ten Bosch, La Haya.

Juan Friso inició sus estudios en Estados Unidos, donde se licenció en Ingeniería Mecánica en la Universidad de California y en Ingeniería Aeroespacial y en Ciencias Empresariales en la Universidad de Delft.

Su primer trabajo fue en la consultora McKinsey en Amsterdam, y de allí pasó a Gildman Sachs International en Londres. Desde 2004 es copresidente de la Organización Holandesa para la Investigación Aplicada a la Física. Dos años después lo nombraron director de la inversora privada Wolfensohn & Co, con sede en la capital británica. Y además, es director financiero de la compañía Urenco, dedicada al enriquecimiento de uranio y que tiene oficinas en varios países.

En octubre de 2003 sorprendió a sus compatriotas y en especial a su propia familia, cuando anunció que renunciaría a ser miembro de la Casa Real holandesa porque el gobierno de su país rechazaba su matrimonio con Mabel Wisse Smit, una mujer que había tenido una relación con un narcotraficante muy conocido en el país.

La mujer, hija de un banquero, es licenciada en Economía y en Ciencia Política, y reconocida en el exterior por su lucha por los derechos humanos.

A pesar de que Mabel fue aceptada sin problemas por la reina Beatriz y los demás integrantes de la Familia Real, el entonces primer ministro holandés Jan Peter Balkenende anunció que no iba a apoyar el matrimonio del príncipe con la joven de 35 años, porque ella había mantenido una relación con el narco Klaas Bruinsma, muerto en 1991, más profunda de lo que había admitido en un primer momento.

Sin embargo, tanto Balkenende como Johan Friso dejaron en claro que la relación de Mabel con el narco no fue amorosa sino un vínculo personal.

Los matrimonios de los integrantes de la Casa Real deben ser avalados por el primer ministro y por el Parlamento holandés antes de concretarse, ya que el Ejecutivo es responsable de sus acciones. De hecho, el casamiento de Máxima fue avalado por los legisladores, que sin embargo no permitieron que el padre de la ahora princesa, Jorge Zorreguieta, estuviera presente en la ceremonia por haber sido funcionario durante el gobierno militar de Jorge Rafael Videla.

El cuñado de Máxima se casó en abril de 2004 sin el consentimiento gubernamental y se radicó en Londres, donde hasta el momento del accidente vivía con su mujer y sus dos hijas, Luana, de 6 años, y Zaria, de 5.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Misionera de 17 años, elegida entre los 10 mejores estudiantes del mundo

Victoria Ríos participa de dos grandes espacios: Innovaty, una organización nacional que fundó en febrero de este año y que "está creciendo un montón gracias al apoyo de muchas personas"; y el otro es Modelo de Naciones Unidas y representación estudiantil.

Fiesta de la Pachamama: ¿Por qué caña con ruda?

Como todos los 1° de agosto, se celebra en Argentina esta tradición ancestral que fue sumando particularidades a lo largo de los siglos.

CABA y 16 provincias en alerta amarilla por la ola polar

Las localidades cuyos termómetros registran marcas bajo cero superan las 30, de acuerdo al informe del SMN.

AMBA: arrancó la semana con el día más frío del año

Se registró una jornada fría con 2 grados de mínima y 11 de máxima, y cielo despejado por la mañana y algo nublado por la tarde.