Lula: “Si prueban que cometí corrupción, yo mismo me entregaré a la comisaría”

Fecha:

Compartir

El ex presidente de Brasil reaccionó con “indignación” por las acusaciones en su contra en un discurso en el que lloró y calificó de “analfabetos políticos” a los fiscales.

“Los desafío a que prueben una corrupción que yo haya cometido y seré yo el que iré caminando para ser detenido (pero) ellos tienen que aprender, no están habituados al hecho de que conquisté el derecho de andar con la frente en alto en este país”.

La frase del ex presidente Luiz Inazio Lula da Silva resonó en un acto del Partido de los Trabajadores (PT) que se celebró hoy en San Pablo, en el que el ex mandatario se quebró y lloró de indignación por la acusación de los fiscales.  

En un discurso de casi una hora y media, Lula sostuvo que quieren terminar con su vida política y, tras repasar su historia de vida, que fue de la pobreza extrema a la Presidencia, dijo que es víctima de una injusticia por parte de fiscales que buscan “cinco minutos de gloria” con un “show pirotécnico”.

Rodeado por la máxima dirigencia de todo el arco de izquierda y de los movimientos sociales del país, en un hotel del centro de la ciudad, el mentor de la destituida Dilma Rousseff respondió con una declaración al Ministerio Público Federal que lo denunció ante el juez Sergio Moro de ser el dueño encubierto de un departamento en la playa de Guarujá.

Según la acusación, ese inmueble fue pagado como soborno por una empresa constructora involucrada en el escándalo de Petrobras.

Lula advirtió que puede ser candidato a presidente en 2018 y que “por más que intenten criminalizar al Partido de los Trabajadores” hay “millones de Lulas” en las calles.

“No voy a enojarme ni perder el sueño por causa de esto, que sigan hablando, que hagan una mentira mediática, la historia apenas comenzó cuando algunos piensan que terminó; tengo 70 años con ganas de vivir otros 20”, advirtió frente a la decisión que tendrá que tomar Moro en cinco días hábiles sobre si acepta o no la denuncia.

La declaración de Lula se dio en el marco de la reunión de la dirección ejecutiva del PT, que emitió una resolución en la cual acusó a los fiscales de la ciudad de Curitiba de haber “conspirado para el golpe” que permitió el juicio político contra la presidenta Rousseff, que fue destituida el 31 de agosto.

Todos los dirigentes petistas aludieron a la frase del fiscal, quien dijo que “no hay pruebas pero sí convicciones” durante la presentación de la denuncia en la que se habló de Lula como “comandante máximo” del escándalo de Petrobras, aunque la denuncia no incluye el delito de asociación ilícita.

Lula afirmó que los fiscales se aliaron a los medios “a partir de mentiras, y cuando se empieza a mentir no se termina más, entonces necesitan llegar al fin de la novela, logrando que exista un villano y un héroe”.

Además de Lula, fueron denunciados por lavado de dinero su esposa, Marisa Leticia Rocco; el titular del Instituto Lula, Paulo Okamotto; y otras cinco personas vinculadas a la empresa OAS, cuyo dueño, Leo Pinheiro, está preso por corromper a funcionarios y dirigentes políticos.

Okamotto está vinculado con el archivo presidencial de Lula, compuesto por regalos recibidos en ocho años de gobierno y que todos los presidentes son obligados a llevarse una vez que dejan el cargo.

“Varias toneladas de regalos que el pueblo le dio a Lula necesitaban ser matenidos en depósitos adecuados y es por eso que la empresa OAS aceptó mantener este archivo cultural del país; el problema es que la ley obliga a los ex presidentes a llevarse los presentes pero no ofrece un lugar para guardarlos”, comentó Okamotto a Télam.

Los abogados de Lula anunciaron que denunciarán a los fiscales de la operación Lava Jato ante la segunda instancia de la Procuraduría debido a que para anunciar los cargos contra Lula alquilaron un hotel y equipamiento en Curitiba “para montar un espectáculo”.

Lula se quebró al pedir a los fiscales que se disculpen y que tengan respeto por su familia y que toda su vida está expuesta tras el allanamiento de su casa. “Se llevaron los Ipads de mis nietas, buscaban refinerías de Petrobras debajo de mi colchón”, remarcó.

También consideró que la caída de Rousseff se produjo por un “golpe” que transformó “en una elección indirecta en el Congreso” la llegada de Michel Temer a la presidencia, que según él “pone en riesgo los derechos conquistados por los trabajadores”.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Elecciones en EEUU: DeSantis se bajó y Trump se encamina a ser el candidato republicano

Este martes en New Hampshire reafirmó su favoritismo para la nominación para competir contra Biden en noviembre.

Londres, en sentido opuesto a Buenos Aires: congelan los boletos de colectivos

El alcalde, Samir Khan, sostuvo que la medida ayudará a impulsar los sectores cultural, minorista y de hostelería ante un escenario inflacionario.

Elecciones en EEUU: Trump picó en punta en las primarias republicanas

El expresidente quiere volver a la Casa Blanca. Pelea en su espacio contra Ron deSantis y Nikki Haley.

Crisis en Ecuador: sigue el estado de sitio y narcos controlando cárceles

El presidente Noboa declaró el "conflicto armado interno", una medida que permite la movilización total de las Fuerzas Armadas en todo el territorio nacional.