Veladero II: Mareados por el cianuro

Fecha:

Compartir

Increíble pero cierto. Si usted se acostó temprano no podrá creer que San Juan, después de la medianoche paró la mina Veladero por una fuga de cianuro y le mandó un mensaje durísimo a la minera Barrick Gold.

Sergio Uñac, una vez que se viralizó la noticia del problema en el valle de lixiviación de la explotación en Iglesia, le puso letra y cara a una decisión que está en las antípodas de lo que hizo su predecesor José Luis Gioja, hace justamente un año, como diría el tango “Los mareados”. El Flaco, y su entonces ministro minero Felipe Saavedra, habían optado ante un episodio de muchísima más envergadura ambiental por el low profile, al compás de la propia Barrick, que tuvo resultados desastrosos, como escribimos oportunamente en ¿Y si falla qué hacemos?, del 15 de setiembre, pero de 2015.

Esta vez fue diferente,  porque la provincia ha salido con los tapones de punta y hoy la ruta a Veladero está super transitada: Policía Minera, funcionarios, periodistas, expertos, vecinos invitados, y “cualquier jachallero que quiera venir que venga”.  En resumen, puertas abiertas para todos y todas.

O no tan diferente, porque otra vez el watsapp pudo más que el silencio en la comunicación al público. Y la minera terminó, un rato antes de que Uñac mandara a parar, con un comunicado escueto y tardío.

Además extemporáneo, porque el accidente había sido el jueves 8. Y pobre, porque no hay ninguna razón para censurar la palabra cianuro. A esta altura saltan a la vista las omisiones, como cuando se habla de “solución de procesos” y no de solución cianurada. Un tabú ingenuo, por lo menos, propio de otras épocas.

En la actividad minera, por estas horas, se agarran la cabeza mirando el espectáculo. Del mutismo 2015 se pasó a esta sobreactuación 2016. Un valle de lixiviación como el de Veladero tiene miles de kilómetros de mangueras y el desacople denunciado es un acontecimiento que ocurre con relativa frecuencia. Si los sensores funcionan, se corta el circuito y se repara la pérdida, como ocurrió. La minera denunció el problema al Ministerio de Minería, como quedó en su compromiso con el gobierno y la Justicia,  tras el incidente del año pasado a las autoridades, pero el top secret duró lo que un pelado en la nieve.

¿El problema se hizo público por comentarios hechos en el Senado, ayer? ¿Fueron otra vez empleados o contratistas los que dieron la voz? Eso poco importa por estas horas, aunque habrá pases de facturas, obviamente. Lo cierto es que Veladero y Barrick, por problema técnico y acotado, de los que ocurren a menudo en las minas del mundo, hoy es tapa de todos los diarios ytrendtopic en las redes.

Mucho foro de inversiones y tanto soñar con futuro minero en la Argentinapara volver a estar a la defensiva, se lamentan quienes se dedican a la minería, con lógicos cuestionamientos al management barrickiano. La anti minería de Jáchal no se toca está feliz de la vida. Hace dos días, en la celebración del primer aniversario del 13/09 su carpa  convocaba menos gente, por la propia declinación del tema. Hoy ha vuelto a renacer la protesta con cortes de rutas, escalada municipal y micrófonos abiertos para todo el país. No le faltarán aliados de ocasión para pedir el cierre de la mina que aporta buena parte del PBI  de San Juan.

Uñac, San Juan y la minera tienen un gran problema en sus manos. Qué hacer para tranquilizar el embrollo y mostrarse creíbles. Se puede fallar una vez, pero dos es demasiado. Los consultores y los publicistas se frotan las manos: no hay nada como las crisis para facturar en forma.
Continuará.

*Director de Mining Press

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Volver al Futuro 2024

*Por Augusto Neve El paso del tiempo nos aqueja. No lo...

No es ignorancia, es odio a España y a su legado: la Hispanidad

Las recientes declaraciones del flamante Ministro de Cultura, el...

El verso y la búsqueda de la felicidad

Vivimos perseguidos por las órdenes e indicaciones que en redes sociales nos muestran cómo debería ser nuestra vida, cuando la realidad parece encerrarnos en otro modelo.

Espiritualidad y vacío

¿Para qué vivir? ¿Por qué elegimos viviendo? ¿Para nada? El rol de la espiritualidad. Y También el de la ciencia y la tecnología.